Agentes de la unidad antidisturbios de los Mossos d'Esquadra han reforzado la seguridad en el distrito de Ciutat Vella a causa de la oleada de violencia que está sufriendo la capital catalana en la que no paran de sucederse apuñalamientos, peleas y atracos de carácter violento.

Este refuerzo del dispositivo desplegado por el cuerpo de policía autonómico va en la línea de lo que se lleva haciendo desde el inicio de verano en las zonas de ocio del Port Olímpic.

REFORZAR SU PRESENCIA

Mediante este operativo, la idea del cuerpo de policía no es la de establecerse en Ciutat Vella sino que se pretende reforzar, mediante su presencia, la seguridad en las zonas concretas que lo requieran. 

Por ello, el lugar donde se despliega el dispositivo es variable en función de las necesidades de cada momento.