Sobre las seis de la mañana, los Mossos d'Esquadra junto con la Guardia Urbana iniciaban un macrodispositivo contra el narcotráfico en Ciutat Vella. Unos 700 agentes bloqueaban las principales calles del Raval con furgones de los equipos especiales de los Mossos d'Esquadra.

Desde primera hora de la mañana, los agentes están llevando a cabo la operación BAQAR, una de las más grandes que se conoce hasta el momento contra una red de narcotráfico dominicana. Tras varios años de investigaciones por parte de la comisaria de Ciutat Vella, hoy la operación se ha podido materializar con una cuarentena de registros en distintos pisos clave del centro de Barcelona, en los que se estarían utilizando para el tráfico, la venta y la distribución de drogas.

La operación se está llevando a cabo en más de cuarenta puntos de las calles de Robadors, Santa Amàlia, d'En Roig, Riera Baixa y Hospital, entre otros, y se prevén una veintena de detenciones. 

En el dispositivo participa asimismo un helicóptero de los Mossos, y la Policía de la Generalitat ha advertido de ello en su cuenta de Twitter, ante la posible alarma que pueda generar a los vecinos los vuelos a baja altura.

Fuentes próximas a la investigación han señalado a Efe que dos de los "narcopisos" se encuentran en la calle de la Cera y en la Rambla del Raval

 

GOLPE AL NARCOTRÁFICO EN LA CIUDAD

Tal y como informa La Vanguardia, los agentes Arro de Barcelona se han integrado en los dispositivos Ubiq de los Mossos d'Esquadra que tienen como objetivo incrementar la presencia de agentes en las calles más conflictivas del centro de la ciudad y aumentar la presión contra el menudeo, el tráfico de drogas y los robos con violencia.  

A partir del 1 de noviembre, el equipo se integrará de forma firme al nuevo operativo con el fin de acabar con la delincuencia en las calles de la ciudad condal. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.