Desafortunadamente, cada semana que pasa se hace más evidente que la droga y el distrito de Ciutat Vella son un matrimonio muy sólido. La última prueba, este sábado por la tarde, cuando un agente de la Guardia Urbana de Barcelona (GUB) del distrito ha perdido parte de un dedo de la mano, cuando un hombre ha cerrado con violencia la puerta de un vehículo mientras intentaba escapar de la policía.

Los hechos han sucedido cuando el policía herido intentaba detener a dos sospechosos relacionados con un delito contra la salud pública, por tráfico de drogas. Ambos individuos buscaban escapar de la policía y han cerrado la puerta del coche para iniciar la huida, con la mala suerte de que han pillado el dedo al policía local, que ha quedado seccionado.

OPERADO DE URGENCIA

Algunos compañeros del agente han podido recuperar el trozo de dedo cercionado y el agente ha sido trasladado al Hospital Clínic, donde ha sido operado de urgencia esta noche. Fuentes cercanas a la GUB aseguran que el policía evoluciona favorablemente y se espera que el hombre pueda recuperarse de las heridas ocasionadas por estos dos presuntos delincuentes.

La Policía Local de Barcelona pudo detener al final a los dos hombres. Se les imputa hasta cuatro cargos: un delito contra la salud pública, otro por atentar contra los agentes de la autoridad, un tercero por resistencia y otro por desobediencia. Según fuentes policiales, y a modo de resumen, los presuntos camellos son dos personas extranjeras que transportaban droga.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.