Dejando atrás los extensos rumores de ruptura, Gerard Piqué y Shakira han disfrutado de unos días de vacaciones en Cantabria. La pareja ha viajado con sus hijos, Milan y Shasha, y han aprovechado para practicar surf, un deporte muy común en la región.

El futbolista y la cantante estaban junto a un grupo de personas durante su descanso, que protagonizaron un enfrentamiento con un fotógrafo que les estaba haciendo fotos mientras practicaban surf en la playa de Oyambre.

Playa de Oyambre, donde Shakira y Piqué han practicado surf junto a sus hijos / TURISMO DE CANTABRIA
Playa de Oyambre, donde Shakira y Piqué han practicado surf junto a sus hijos / TURISMO DE CANTABRIA

"ABORDADO Y RODEADO"

La Asociación de Fotoperiodistas Cántabros (APFC) ha denunciado los hechos en un comunicado. Según han informado, el incidente tuvo lugar a la caída de la tarde el pasado jueves, cuando el fotógrafo colaborador de El Diario Montañés y miembro de la APFC fue rodeado por un "grupo de más de ocho individuos", que lo "increparon, presionaron e intimidaron". 

En su denuncia, la asociacion ha añadido que, "a instancias de Piqué", le quitaron la cámara e intentaron borrar las imágenes. Algo que no consiguieron, como ha quedado este sábado de manifiesto, con la publicación de las imágenes de Piqué y Shakira, tanto en la portada como en páginas interiores de el diario.

"ESPACIO PÚBLICO"

"No se puede consentir que un periodista en el ejercicio de su trabajo sea atacado impunemente de esta manera, máxime cuando además se encontraba en un espacio público, y está perfectamente reglado el derecho que asiste a un profesional del periodismo de llevar a cabo su labor", ha subrayado la APFC.

También han apuntado que, además de haber "testigos en la zona" que presenciaron el incidente, el fotoperiodista llamó a la Guardia Civil para que "tomase nota de los acontecimientos".

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.