Miley Cyrus fue una de las cantantes estrella que acudió al Primavera Sound. Ajena a todos los turbios sucesos que han ocurrido durante los días que ha durado el festival, dio todo de sí para ofrecer un show a la altura de otras cantantes como Rosalía o Nathy Peluso. 

La artista estadounidense fue acogida con los brazos abiertos por los ciudadanos de Barcelona. Muchos de sus seguidores hicieron lo posible para verla de cerca, pedirle un autógrafo o sacarle una foto. Las cuentas de fans de la artista consiguieron adivinar el hotel en el que esta se alojaba y no dudaron en esperarla fuera para mostrarle todo su apoyo. 

COMO SI FUERA UN JUGUETE

Miley se mostró encantada de recibir el cariño de sus seguidores, hasta que uno de ellos se propasó y terminó agrediéndola. Emocionado por ver a su ídola en su ciudad, uno de sus fans la cogió del cabello e intentó darle un beso, sin su consentimiento. La joven cantante, que acumula más de 94 millones de seguidores en su perfil de Instagram, reaccionó asustada a tal acoso. 

 

 

Su marido, el actor Liam Hemsworth, al darse cuenta de lo que había pasado la agarró y se la llevó inmediatamente del lugar. A pesar del susto, la cantante ha preferido no hacer mención de ello y ha querido agradecer a toda la ciudad de Barcelona el apoyo que ha notado durante estos días.