Si hay un deporte que no ha dejado de ganar adeptos en los últimos meses es, sin duda, el yogaConvertido una auténtica tendencia, en Barcelona encontramos un sinfín de lugares en los que poder practicarlo: desde gimnasios hasta centros cívicos, pasando por organizaciones o diferentes profesores privados que ofrecen alguna de sus múltiples variantes. Puede decirse que el yoga ha llegado a la Ciudad Condal, y lo ha hecho con más fuerza de lo que nunca antes lo había hecho ninguna otra disciplina deportiva.

 

 

En la Barceloneta, de la mano de las Suco Sessions, se ha establecido una nueva modalidad conocida como silent yogaSe realiza al aire libre y tiene una duración de noventa minutos. Su practica combina ejercicios de meditación, respiración y música. Sin embargo, con el objetivo de hacer las clases mucho más personalizadas, todos los asistentes cuentan con unos auriculares inalámbricos. A través de ellos escuchan la música o atienden a las explicaciones del entrenador, proporcionando una mayor sensación de desconexión y simulando como si tuvieran un profesor particular sólo para ellos.

CHUPITOS DE JENGINBRE PARA ENTRAR EN CALOR

Los auriculares no son los únicos elementos que caracterizan a estas sesiones. También destacan los chupitos de jengibre, gracias a los que los asistentes podrán entrar en calor de una manera mucho más rápida y completamente saludable. Al no tener alcohol, todos los participantes pueden beberse uno justo antes de comenzar las clases, que están pensadas para todos los niveles. Existen diferentes monitores que se encargan de ayudar a todas las personas participan en estas sesiones, adaptándose al nivel de cada uno.

 

 

Todas las clases comienzan los sábados a las 11 de la mañana en el BOX Barcelona, en la calle Pontevedra, 51. La organización aconseja a todos los asistentes llegar con quince minutos de antelación para poder repartir todo el material, al mismo tiempo que favorece la creación de una comunidad de personas que comparten los mismos intereses y su objetivo de tener una vida saludable. El precio de las clases es de 10 euros y, debido a que su aforo es limitado, es recomendable reservar la plaza a través de la propia página web de la organización.