La cantante de Toxic ha dejado la música indefinidamente, lo comunicó la semana pasada a través de sus redes sociales, ¿el motivo?, para estar cerca de su padre que estuvo a punto de morir. Sus fans se han mostrado desangelados ante la radical decisión, pero eso no es lo que más podría preocupar a Britney, sino las consecuencias que podría tener su parón musical. 

Spears ha confesado que tiene un vinculo muy especial con su padre, por eso aseguró en el comunicado que prefería dedicarle toda su atención: “voy a dedicar mi atención y energía a cuidar mi familia. Tenemos una relación muy especial y quiero estar con mi familia en estos momentos de la misma forma que ellos han estado conmigo siempre". 

La cantante estadounidense podría pagar millones de dólares por la cancelación de su residencia en Las Vegas, la finalización del show tendría costes para la sede y sus propietarios, MGM Grand, que probablemente ya habrían invertido en la preproducción de Domination que se iba a iniciar en febrero. La gira tenía programados 31 shows, pero Britney Spears todavía no ha aclarado si se cancelarán o serán pospuestos en fechas posteriores.

britney spears GIF by Billboard Music Awards

No está claro si el seguro de la vocalista cubrirá la pérdida de ingresos, pero aunque todavía no halla empezado su gira por Las Vegas ya han habido muchos gastos en publicidad.