Este fin de semana se celebra la boda del año. La empresaria multimillonaria, Susana Gallardo, y el exministro francés, Manuel Valls, se darán el sí quiero en Menorca. 

La pareja se conoció hace poco más de un año, concretamente el pasado julio en Menorca, en la residencia de veraneo de unos amigos. Susana Gallardo es una de las mayores fortunas de España, heredera de los laboratorios Almirall, empresa con un valor en bolsa de 2.700 millones de euros. También fue vicepresidenta de la firma de moda nupcial Pronovias, fundada por el padre de su exmarido, Alberto Palatchi. 

UN CONVITE CON VISTAS AL MAR

La boda tendrá lugar el próximo 14 de septiembre en la finca de 10 hectáreas que posee la empresaria en la isla. Tal como han afirmado fuentes invitadas a la boda a Metrópoli Abierta, esta tendrá una duración de tres días, que contará con la preboda, la ceremonia y una comida el último día. La postcelebración de Valls y Susana Gallardo se realizará en el idílico Club Nautico Binisafúa, situado en frente del mar, y contará con la ayuda de grandes profesionales de este tipo de eventos. 

La decoración irá a cargo del empresario de lujo, Toni Seguí que fue encargado de la boda de Gabriela Palatchi, una de las hijas de Susana Gallardo. La empresa que preparará los detalles de la fiesta es La Puta Suegra, que ha colaborado en las bodas de Sergio Ramos y Pilar Rubio o la de la hija de Josep Crehueras de Planeta. Tal como ha avanzado el portal EnBlau, la mayoría de los gastos del enlace podrían correr a cargo de Gallardo, ya que tiene por herencia 600 millones de euros, mientras que Valls cuenta solamente con su sueldo de concejal.

YA VIVEN JUNTOS

Por el momento se desconocen más detalles del que será el enlace más comentado del año. Tampoco se ha desvelado que tipo de invitados acudirá a la boda, aunque se comenta que será una boda íntima a la que asistirán familiares, amigos cercanos y algunos empresarios y políticos que tienen buena relación con la pareja. Manuel Valls ya aseguró que hay una pareja a la que se le ha prohibido la asistencia: Albert Rivera y la cantante Malú. El francés aseguró que "Malú y su amigo político no estaban invitados a su boda"

Lo que sí han asegurado fuentes cercanas al político a Metrópoli Abierta es que este ya habría dejado su impresionante piso modernista de la calle París y se habría mudado a la residencia de Pedralbes de Susana Gallardo.