El verano es la época perfecta para descansar, desconectar de la rutina diaria y disfrutar de unos días de diversión. Y para ello, no hay mejor lugar que Barcelona. En las diferentes playas de la ciudad podemos encontrar una amplia oferta de actividades y deportes para realizar en un entorno único. 

Si no te gusta demasiado la arena y prefieres el mar, hemos seleccionado una serie de propuestas con las que pasar un día inolvidableTodas ellas disponibles en el Centro Municipal de Vela, en pleno Puerto Olímpico.

PADDLE SURF

La ciudad cuenta con una amplia tradición para los surfistas de todo el mundo. Durante los meses propicios para su práctica, desde noviembre hasta abril, encontrarás una gran cantidad de surfistas que buscan subirse a la mejor ola. Sin embargo, en verano uno de los deportes que acapara toda la atención es el paddle surf, una variante mucho más tranquila y sencilla de practicar. 

Cualquier persona, independientemente de sus conocimientos en el mar, podrá realizarla. Lo único que tendrás que hacer es subirte a una tabla y, con la ayuda de un remo, comenzar a desplazarte por encima del agua en busca de tu posición de equilibrio. Su popularidad ha experimentado un fuerte crecimiento gracias a los importantes beneficios que tiene para nuestro cuerpo, debido a que obliga a trabajar a todos los músculos del mismo. 

FLYBOARDING

¿Alguna vez has visto por la televisión a personas que parecen volar por encima del mar? Si la respuesta es afirmativa, seguramente se trate de una de las modalidades deportivas más en forma de los últimos años: el flyboarding.

Por medio se un sistema de propulsión de agua que se ubica justo debajo de nuestros pies, podremos experimentar la sensación de volar en el sentido más estricto de la palabra.  

MONSTER SPEEDBOAT

Si eres un amante de las sensaciones fuertes, el monster speedboat te encantará. A simple vista parece una lancha tradicional, pero por sus características técnicas es capaz de alcanzar altas velocidades mientras realiza diferentes piruetas y giros sobre el mar que seguro que te dan más de un susto. Esta actividad es una de las que más adeptos gana año tras año. Sin embargo, no está recomendada para gente que es especialmente sensible a sufrir mareos.