De iniciar la legislatura con un gobierno en minoría y en solitario a la posibilidad de elegir socio. Barcelona es clave dentro del 'procés' y el bloque independentista trata de convencer a Ada Colau para que adopte una posición más comprometida con la secesión de Catalunya.

Para ello, los líderes del PdeCAT y ERC, Xavier Trias y Alfred Bosch, han ofrecido a Colau su apoyo si rompe con el PSC el pacto de gobierno que mantienen en estos momentos. En una carta firmada por ambos y publicada en La Vanguardia, los líderes independentistas han tentado a la alcadesa para firmar un “pacto de país”.

En una comparecencia conjunta en un vídeo, los líderes independentistas descartan entrar en el gobierno municipal, pero garantizan estabilidad a la alcaldesa, siempre que rompa con Collboni. “Tenemos demasiadas diferencias y demasiadas discusiones” , ha defendido Trias para explicar por qué no quieren formar equipo con Colau, quien está estudiando las diferentes opciones y su pacto con el PSC pende de un hilo.

Concretamente, de la posición que adopten los socialistas sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución. En el caso de que el PSC apoye la intervención del Govern de la Generalitat, Colau romperá el pacto de gobierno municipal, pese a que el documento en el que se plasmó el acuerdo se ceñía a cuestiones municipales.

EL PSC Y EL 155

Para Trias y Bosch, el PSC es "cómplice necesario de la represión" porque el PSOE ha pactado con PP y Cs la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya. En este sentido, consideran que el Gobierno municipal "no puede formar parte del bloque inmovilista" sino parte de la solución y la apuesta por el diálogo y la defensa de las instituciones catalanas.

La alcadesa se teunió recientemente con el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, para conocer de primera mano la postura del PSC respecto a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Jaume Collboni, que trata de mantener el pacto de gobierno, se ha mostrado contrario este lunes a la aplicación del artículo 155, el cual considera “contraproducente, poco inteligente y dañino”.

Colau tiene donde elegir, si mantener el pacto con los socialistas, que aportan sus cuatro regidores en el consistorio, o con el bloque independentista, que le permitiría contar con mayoría absoluta, pues a los 11 concejales de Barcelona en Comú se sumarían los 10 del PdeCAT y los cinco de ERC.