Los cambios en el Govern de la Generalitat que ha anunciado este viernes Carles Puigdemont, presidente catalán, afectan al Ayuntamiento de Barcelona. La mano derecha de Xavier Trias y candidato a relevarle de cara a las próximas elecciones municipales, Joaquim Forn, abandona el consistorio para sumarse al ejecutivo catalán.

Forn asumirá esta tarde la cartera de Interior del ejecutivo catalán, en sustitución de Jordi Jané. Puigdemont ha comparecido en rueda de prensa para anunciar los cambios de su ejecutivo, que suponen el relevo de los consellers menos comprometidos con el pulso soberanista para disponer de un Govern fuerte y unido.

Forn aparece en todas las quinielas como el delfín de Xavier Trias para recuperar la alcaldía de Barcelona. No es el único candidato, pero sí el que asumiría el legado de Trias en el Ayuntamiento. El nombramiento como Conseller de Interior no le descarta de cara a asumir ese reto, todo lo contrario, pues faltan dos años todavía para las próximas elecciones municipales y con su salto a la política autonómica conseguirá más relevancia mediática.

El problema podría devenir de una posible inhabilitación en caso de que el pulso soberanista se tensara hasta el extremo y la justicia española tomara esta medida. El cargo de Conseller de Interior es uno de los más importantes del Govern de cara al 1-O porque de él dependen los Mossos d'Esquadra.