La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reconocido este lunes que está dispuesta a facilitar que se pongan las urnas del referéndum independentista si es posible hacerlo "sin poner en peligro a ningún funcionario". Eso sí, primero espera que haya una convocatoria firmada y un requerimiento formal a los ayuntamientos.

En una entrevista en la Cadena SER, Colau ha pedido a Rajoy que permita votar y que el día después de la votación, el 2 de octubre, ofrezca "propuestas en positivo" para solucionar "la crisis de estado que tiene desde hace años en Catalunya".

"Si no queremos que se crispen más las cosas, el Gobierno de España, si fuera responsable, podría permitir tranquilamente que se haga una consulta el 1 de octubre o un referéndum, que sabemos que no es el referéndum que Catalunya necesita, y el 2 de octubre, hacer alguna propuesta en positivo, que es lo que hace años que debería haber hecho", ha explicado Colau.

Para la alcaldesa de Barcelona, Rajoy es el “principal responsable” de haber llegado a esta situación crispada y enquistada. "Cuando la única propuesta que se hace es la derrota, cuando todo se plantea en términos casi belicistas y al adversario se le dice que tiene que rendirse y que no hay ninguna otra alternativa, es evidente que políticamente se está generando un gran problema que es lo que estamos viviendo en Catalunya", ha argumentado la alcaldesa.

En esta línea, Colau ha criticado que la estrategia de Rajoy sea no hacer propuestas en positivo, decir "no constantemente" al referéndum y "amenazar con utilizar la ley de la peor manera posible” y ha argumentado que asumir que el 1-O se producirá un choque de trenes es un fracaso de la política.

La alcaldesa considera que no es su competencia decir si el referéndum es legal o no y que por lo tanto, si hay una petición firmada para que se facilite la colocación de las urnas y los funcionarios quedan exentos de responsabilidades, ella facilitará la votación.