La plaza de Enriqueta Gallinat, en la avenida de Roma del Eixample, sufre desde hace varios meses una plaga de ratas. Diversos carteles, colocados por la Agència de Salut Pública de Barcelona (ASPB), alertan de que se están llevando a cabo "trabajos de saneamiento" y "vigilancia y control de plagas" de roedores. Lo más grave es que en este tramo de la avenida de Roma, entre las calles de Comte d'Urgell y de Comte Borrell, hay un parque infantil muy concurrido por ser una zona de alta densidad habitacional y por la presencia de escuelas.

Esteban Luque trabaja de portero en una finca de la avenida de Roma, frente al parque. "Hace más de un año que tenemos este problema. He visto algunas ratas grandes y otras más pequeñas. Han hecho nidos bajo los parterres. Uno de los problemas son los restos de comida que quedan por la zona", explica. Luque ha matado algunos de estos animales, incluso en el interior del edificio donde trabaja. "El último fue hace pocos días. Entró un roedor en la finca y conseguí cazarlo", cuenta.

A finales de septiembre, la agencia de salud empezó a intervenir en la zona. Fue cuando se detectó la plaga. Los técnicos encontraron "decenas de madrigueras". La actividad de roedores era elevada. Se hicieron diferentes actuaciones en los parterres y en el último control --a finales de octubre-- únicamente se encontró dos madrigueras. El problema no está resuelto, pero se ha reducido consideblemente. El martes 7 de noviembre, fuentes municipales han concretado que ahora en esta zona el problema es de pequeños roedores, no de ratas.

BUEN TIEMPO Y RESTOS DE COMIDAS

Fuentes de la ASPB explican que el tiempo de bonanza de Barcelona, de marzo a noviembre, y los restos de comida pueden prolongar estas plagas.  En el paseo de Sant Joan hubo una situación parecida a la de la avenida de Roma y se tardó unos tres años en erradicarla. En todos los distritos puede haber algún punto con plagas similares.

20171106 110747

Aviso por la presencia de ratas en la plaza de Enriqueta Gallinat / JORDI SUBIRANA

La zona infantil afectada es de las más utilitzadas del barrio. Algujnos padres expresaron su preocupación por la plaga. "Hemos visto alguna rata, pero suelen aparecer más cuando oscurece. Intentamos que los niños no se acerquen a los parterres", explica Xavier, que acompaña a su hijo, Pol, de 6 años. "Esperemos que se solucione pronto. Da mucho asco. No dejo que mi hija toque nada y cuando llegamos a casa se lava las manos con jabón", añade Deborah, madre de Martina, de 4 años.

Para combatir esta plaga, los técnicos colocan cebos totalmente estancos escondidos en los parterres. Desde la Agència de Salut Pública aseguran que las trampas reúnen todas las garantías de seguridad y ningún niño u otro animal --perro o gato-- pueden acceder. Las madrigueras, que suelen estar debajo de los parterres o junto a árboles, cuando se detectan se tapan. "Sobre todo se actúa en superficie". Las actuaciones que se pueden llevar a cabo vienen muy marcadas por normativas.

Además de esta plaga en la plaza de Enriqueta Gallinat, los técnicos detectaron también en septiembre otra plaga menor en la misma avenida de Roma, junto a la calle de Villaroel. Se llevar a cabo actuaciones en los parterres y en la red de alcantarillado, y ahora se continuan haciendo tareas de saneamiento en las clavegueras.

Al año, el Ayuntamiento suele recibir unas 1.600 quejas por la presencia de roedores en la ciudad. Este año se podrían alcanzar las 16.000 actuaciones.