ARCHIVADO EN:

El equipo de voluntarios de la Fundació Arrels ha visitado durante el estado de alarma por el coronavirus a 230 personas que duermen en la calle en Barcelona y que no se han podido confinar, según ha informado la entidad este lunes en un comunicado.

Durante estas semanas de emergencia sanitaria, Arrels ha garantizado alojamiento estable a 200 personas y ha recibido en su centro abierto, situado en el barrio del Raval, a un total de 320 usuarios, que han podido utilizar servicios como las duchas y el ropero.

EQUIPO DE ASISTENCIA SOCIAL

En este contexto, la fundación ha organizado un nuevo equipo de asistencia social formado por 60 voluntarios y que ya ha atendido a 140 personas que viven en las calles de barrios como Sagrada Família, el Gòtic, el Eixample, el Raval y Sants.

Además, se ha impulsado un servicio de orientación telefónica que, en poco más de 15 días, ha recibido un centenar de llamadas, un 59% de ellas de vecinos preocupados por personas que duermen al raso.

INCREMENTO DE LA INSEGURIDAD

Arrels ha alertado que estos días de crisis sanitaria ha aumentado la "inseguridad" que sufre este colectivo y ha recordado la muerte de cinco personas que vivían en la calle, una por accidente y cuatro por homicidios presuntamente relacionados y cometidos por un mismo sospechoso, ya detenido.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.