ARCHIVADO EN:

La media de visitas a la Fundació Joan Miró de Barcelona ha crecido un promedio del 30%. Este incremento se debe a que desde abril el espacio artístico empezó a abrir también la tarde del último día de la semana, según datos facilitados a Europa Press.

La fundación realizó este cambio en sus horarios para "mejorar la experiencia de la visita". Desde el mes de abril, hasta el mes de octubre, en el que se inicia el horario de invierno, los visitantes pueden alargar su estancia hasta las 18 horas del domingo. 

Si los domingos de entre los meses de abril a julio del año pasado, desfilaron por el templo artístico dedicado a Miró y al arte contemporáneo un total de 16.901 visitantes, durante los mismos meses de este año lo han hecho un total de 20.803 usuarios.

UNA EXPERIENCIA MÁS GRATIFICANTE

En declaraciones a la agencia, la subdirectora gerente de la Fundació Miró, Dolors Ricart, ha destacado los beneficios de ampliar el horario del espacio, que anteriormente cerraba a las 15 horas durante los domingos de todo el año. "De esta forma, se ofrece una experiencia más gratificante para la gente durante los meses de abril a octubre, en que la temperatura y la luz acompañan", ha subrayado Ricart.