Los vehículos evolucionan a diario para ofrecernos la mayor rapidez y seguridad posible. Desde hace años soñamos con los coches voladores, y por fin, estos son una realidad. El pasado 10 de junio los ubercópteros se hicieron con el cielo de Nueva York, conectando la isla de Manhattan con el aeropuerto JFK, en apenas ocho minutos. Se trata de un avance increíble para los que se puedan gastar 200 dólares en el recorrido. 

 

 

SOLO PARA CLIENTES VIP

La compañía, famosa por alquilar vehículos con conductor, Uber, ofrecerá a sus clientes platino y diamante la posibilidad de evitar los largos desplazamientos hasta el aeropuerto, que pueden llegar a durar hasta tres horas, y que mezcla el desplazamiento terrestre y el aéreo.

Uber, que en el primer trimestre de este año perdió 1.012 millones de dólares, diversifica de esta manera su negocio de transporte y planta cara a Blade, compañía que ofrece servicios de helicópteros y conecta tres localizaciones en Manhattan con los tres aeropuertos que dan servicio a Nueva York: JFK, LaGuardia y Newark.

HORARIOS ESPECIALES

Los Uber Copter ofrecerán servicio de lunes a viernes en las horas de la tarde con mayor tráfico, pudiendo reservarse al momento o con hasta cinco días de antelación. Siempre a través de la misma aplicación del teléfono que permite pedir un coche. La puesta en marcha se supo a principios de junio, aunque las autoridades locales cuestionaron su conveniencia, ya que, pocos días después, un helicóptero se estrelló contra un rascacielos a pocos metros de la céntrica Times Square.