La Navidad es una de las celebraciones que se viven con una mayor intensidad y en Barcelona y en el resto de provincias de la región de Cataluña no podía ser menos. La llegada del mes de diciembre actúa como el pistoletazo de salida para comenzar a realizar algunas de las tradiciones históricas que siempre están presentes en este momento del año.

Tanto a nivel gastronómico como ornamental, esta una selección de algunas de las tradiciones más importantes que conviene saber y seguir para disfrutar del folclore catalán en esta época del año. 

UNA VISITA A LOS MERCADOS DE NAVIDAD

En Barcelona existen diferentes mercados de Navidad que, con el paso del tiempo, se han convertido en uno de los principales atractivos de la ciudad en esta época del año. Uno de los más importantes es el mercado Santa Lucía, celebrado junto a la Catedral de Barcelona. A lo largo de los diferentes puestos que lo componen, es posible comprar todo tipo de adornos y árboles de Navidad naturales de gran tamaño.

Otro de los mercados navideños más importantes es el de la Sagrada Familia. Pese a que es algo más pequeño que el anterior, su visita es toda una obligación para quién desee comprar cualquier tipo de detalle relacionado con este momento del año. 

LA FIGURA DE EL CAGANER

El paso de los años ha convertido a la figura de El Caganer en una figura indispensable en cualquier belén catalán. Históricamente, esta figura estaba representada por un pastor que se encontraba en posición de defecar y su presencia quedaba reservada a cualquier parte del el belén que no tuviera mucha visibilidad.

No obstante, la tradición con la que cuenta en la actualidad ha hecho posible que actualmente sea posible encontrar caganers representados con futbolistas, artistas, políticos y, prácticamente, cualquier personalidad con algo de relevancia. 

EL CAGA TIÓ

El conocido como caga tió es otra de las tradiciones más típicas de la región de Cataluña. Se celebra el día de Nochebuena y se trata de una figura representada a partir de un tronco de un árbol al que los niños deben pegar con el objetivo de que éste les proporcione regalos a través de la parte trasera del tronco. 

La tradición dicta que es el día 8 de diciembre el momento en el que se instala el caga tió en los hogares y conviene taparlo con una pequeña manta para que pueda suministrar todo tipo de regalos durante la Nochebuena.