La enorme masía de la Torre de Santa Caterina en Pedralbes / INMA SANTOS
La enorme masía de la Torre de Santa Caterina en Pedralbes / INMA SANTOS

Torre Santa Caterina: ¿el origen de Pedralbes?

Esta enorme masía, pertenecía en el siglo XVII a los dominicos, aunque su origen es medieval y aún conserva algunos elementos góticos.

Guardar
Periodista

La hiedra cubre la fachada del número 21 de la calle Panamà, en Pedralbes. Dos edificios anexos unidos por un patio cerrado sirve de acceso a la casa, con tejado a doble vertiente y tres grandes portones. En una de ellos, un cartel dorado advierte de que, si al llamar nadie abre, insistas en el timbre de al lado. La Torre Santa Caterina es una enorme masía del siglo XVII que había sido propiedad de los dominicos, si bien es de origen medieval y aún conserva algunos elementos góticos. De hecho, algunos historiadores sostienen que formaba parte del Mas Pedralbes, en los terrenos adquiridos en 1325 por la reina Elisenda de Montcada para construir el monasterio de las clarisas de Pedralbes. De ser así, bien podría ser el origen del actual barrio de Pedralbes.

El caso es que en el siglo XVII la finca era propiedad de los dominicos y el convento que construyeron estaba dedicado a santa Caterina. Tenía bodegas, prensa, establos y una capilla. Y contaba con una mina de agua conocida como al Font del Lleó. En 1835, tras su desamortización, fue adquirida por la familia Buxó, que la habitó hasta 1918, cuando fue vendida. En una parte se abrió el famosos restaurante La Font del LLeó.

Fachada de la torre de Santa Caterina en Pedralbes / INMA SANTOS
Fachada de la torre de Santa Caterina en Pedralbes / INMA SANTOS

ELEMENTOS GÓTICOS

Actualmente es una residencia familiar. Pese a las reformas, la casa conserva en parte de los elementos de la época gótica. Tiene un cuerpo principal cubierto a cuatro aguas, con un cuerpo lateral que forma un porche que da a la calle Miret i Sans con una lonja porticada con columnas y grandes arcos de medio de ladrillo. Y tienen especial interés sus jardines, articulados con terrazas para salvar el desnivel. a fachada del edificio principal que mujer al porche se observan dos líneas de ventanas dispuestas regularmente, una inferior donde las aperturas quedan enmarcadas en piedra y una superior de aperturas simples.

Dicen que en el interior de la finca se conserva aún una fuente decorada por un león y un escudo. Según la tradición, esta fuente tenía una elevada concentración en hierro. Difícil comprobarlo, ya que actualmente es una residencia familiar. En 1986 fue adquirida por el empresario Carles Ferrer.

--

Descubre más curiosidades y rincones de Barcelona en la cuenta de Instagram @inmasantosherrera [link directo]

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.