ARCHIVADO EN:

Nuevo ciclo. El portavoz de Élite Taxi y cabecilla en la lucha del sector contra las apps, Tito Álvarez, deja la primera fila de la asociación. Tras cinco años "dando guerra" a Uber y Cabify, y visibilizando distintas injusticias, se prepara ahora para dar otro giro. “Cambio de sitio”, comenta el líder a Metrópoli Abierta.

El principal motivo es que no quiere que todo lo conseguido “se quede en agua de borrajas”. Es por eso que esta vez se embarca en otra aventura –también en taxi como vehículo predilecto– “diseñada para atacar al corazón de las apps”. Ocupará el cargo de coordinador y portavoz de Taxiproject 2.0, una asociación “que pegará muy fuerte”, en palabras de Tito Álvarez a este medio.

FALTA DE MOTIVACIÓN Y ATAQUES DIRECTOS

A través de un largo y emotivo mensaje se ha despedido de sus compañeros a quienes ha agradecido su labor y aguante. “Sé que sin motivación no se puede estar al frente”, ha confesado. En esta misma tónica ha subrayado los ataques que ha sufrido sobre todo tras su éxito mediático a raíz de la lucha. “Me han afectado demasiado a mí y a mi familia”.

Asimismo, ha querido dejar claro que no está detrás de ninguna trama de trols en las redes sociales. "Me voy dolido y decepcionado con algunas cosas, pero supongo que eso va con el pack de estar en la posición en la que he estado", ha apostillado.

Tito Álvarez, implicado también en la lucha contra la inseguridad en Barcelona, no abandonará del todo Élite Taxi. Seguirá siendo "un socio más" y, según indica, aportará su cuota voluntaria mensual para que el espíritu combativo del proyecto siga adelante. Por ahora, su cargo lo ocupará Jordi Ramírez, actual presidente de la asociación en Barcelona.