En Barcelona se pueden encontrar una gran cantidad de tiendas y lugares que cuentan con una amplia selección de antigüedades y mobiliario de estilo vintageAlgunos de estos productos son de segunda mano mientras que otros son completamente nuevos, pero sin perder la esencia que los caracterizan.

A continuación realizamos un pequeño recorrido desde el tradicional Mercado dels Encants, uno de los más populares de Barcelona para comprar, vender e intercambiar productos, hasta algunas de las tiendas más selectas que existen en la Ciudad Condal.

DÉJÀ VU CONCEPT

Déjà Vu Conept es uno de los locales vintage que cuentan con mayor fama de toda la ciudad. Destaca su amplia selección de mobiliario que busca una segunda vida, perteneciente a una gran cantidad de estilos.

Todos los productos que se venden en este espacio son de segunda mano, pero están perfectamente cuidados y preparados para comenzar a ser utilizados sin necesidad de un barniz o de un lacado extra. Se encuentra muy próxima a la parada de metro de Rocafort, en la calle Calabria, 126.

EL RECIBIDOR

El Recibidor es una tienda especializada en decoración de la década de los 50 y 60 de estilo danés. Todo el espacio respira una armonía propia de esta corriente decorativa, con zonas muy amplias en las que el producto acapara toda la atención.

El establecimiento alberga una selección de productos completamente nuevos y de segunda mano que han sido restaurados. Está en la calle Calabria, en el número 85. Es importante llamar por teléfono antes de acudir, pues normalmente únicamente abre por las tardes.

GIDLÖÖF

Gildööf cuenta con una de las colecciones de estilo escandinavo más completas a nivel nacional. Todos sus productos respiran estilo vintage, aunque también se pueden comprar productos completamente nuevos que encajan dentro de esta temática.

Es una de las paradas obligatorias en Barcelona para todos los amantes de la decoración. Para encontrarla, hay que desplazarse hasta el Passatge Mercantil, 1. 

MERCADO DELS ENCANTS

El Mercado dels Encants es el mercado más conocido de Barcelona. La variedad que alberga en su interior hace que todos los días se reúnan en él centenares de personas buscando productos de decoración, juguetes, tecnología o ropa. 

Destacan los diferentes puestos centrados en la decoración vintage. Todos son de segunda mano y es posible que a determinadas piezas les haga falta un lacado posterior. Su aspecto más positivo es el precio, muy por debajo de lo que se puede encontrar en las tiendas convencionales. Además, dependiendo de la parada, es posible que acepten el intercambio de muebles para abaratar el coste de los productos. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.