ARCHIVADO EN:

Barcelona es una de las capitales europeas de la novela negra. Manuel Vázquez Montalbán la puso en el mapa con las aventuras de Pepe Carvalho. El polifacético escritor barcelonés falleció en octubre de 2003 y Paco Camarasa le rindió el mejor tributo en 2005, con la primera edición de la BCNegra. El legado del escritor y del carismático propietario de librería Negra y Criminal son eternos. Barcelona se viste esta semana de negro, con la primera edición virtual de su historia y con un cartel muy atractivo para el público barcelonés. Metrópoli Abierta ha conversado con José Sanclemente y Elia Barceló, dos sesentones con mucha marcha y vitalidad que presentan sus últimas novedades.

SANCLEMENTE

José Sanclemente (Barcelona, 64 años) se adentra en las cloacas del Estado y del periodismo en Regeneración, la cuarta novela que cuenta las andanzas de una periodista de raza (Leire Castelló) y un policía recto, intuitivo y muy celoso de su trabajo (Julián Ortega). Muy crítico con el poder político y periodístico, Sanclemente, que este jueves ha participado en una conferencia virtual de la BCNegra, aboga por un cambio real en España, no por el cambio lampedusiano (cambiar todo para que nadie cambie) que comenzó hace una década.

Economista y experto en medios de comunicación, Sanclemente fue consejero delegado del Grupo Zeta, consejero de Antena 3, presidente de la Asociación de Editores de Diarios Española, entre otros cargos, y ahora es presidente de Diario de Prensa Digital, editor de eldiario.es. Él siempre fue de números, pero le encantaba escribir y se apuntó a un curso de escritura cuando abandonó ADN, hace ya una década.

FONDOS BUITRES

“Cogí confianza y mi primera idea fue la de escribir un ensayo sobre los medios de comunicación. Pero pronto descubrí que ese libro solo hubiera interesado a periodistas y opté por combinar la actual crisis del periodismo con muchas dosis de intriga”, explica Sanclemente, autor también de Tienes que contarlo, No es lo que parece y Esta es tu vida.

sanclemente foto
José Sanclemente, autor de 'Regeneración', posa en Barcelona / ROCA EDITORIAL

Regeneración es un libro cañero. Trepidante. Una novela negra en la que aborda “temas delicados” y mantiene la intriga hasta el final. Sanclemente habla de fondos de inversión, fondos buitres y paraísos fiscales. Pero también de “crímenes políticos y corrupción”. Un cóctel explosivo.

LOS NUEVOS PERIODISTAS

Leire Castelló, la protagonista, es un personaje que atrapa. “Es valiente y está muy bien preparada, pero también es ingenua en su búsqueda de la verdad”, remarca Sanclemente, a quien le han preguntado muchas veces en quién se inspiró. Él cita, por ejemplo, a Mayka Navarro, periodista de sucesos de La Vanguardia a la que conoció en El Periódico, pero inmediatamente añade que se siente atraído por los jóvenes periodistas que ha conocido en sus últimos proyectos. “Periodistas de calle, que no se conforman con un comunicado o un tuit”, incide Sanclemente. El inspector Ortega, protector y un punto machista, es el contrapunto perfecto.

Sanclemente asegura que la ansiada regeneración “no se ha producido” en España. El autor barcelonés sostiene que “la libertad de expresión ha sufrido un retroceso en los últimos años” y que el margen de maniobra “para cambiar el poder judicial o la monarquía” es ínfimo, por no decir nulo.

LOS DOS GRANDES CAMBIOS

Durante la charla con este medio, Sanclemente se muestra muy crítico con el periodismo actual, “de consumo inmediato”. “El primer gran cambio en el periodismo llegó cuando los ordenadores sustituyeron a las máquinas de escribir. El segundo gran cambio llegó con internet y, sobre todo, con las redes sociales, que lo han cambiado todo”, desliza el autor de Regeneración.

Portada del libro 'Regeneración' de José Sanclemente / ROCA EDITORIAL
Portada del libro 'Regeneración' de José Sanclemente / ROCA EDITORIAL

En su análisis de los medios de comunicación, Sanclemente añade: “La crisis de 2008 afectó mucho a la prensa escrita. Los editores optaron por reducir las plantillas y los periodistas hacen ahora su trabajo con menos recursos y más rapidez. El periodismo de investigación prácticamente ha desaparecido”, lamenta el escritor/economista barcelonés, mientras recuerda que las ventas de la prensa escrita han caído “un 25% durante los meses de la pandemia".

MÁRKARIS Y ELIA BARCELÓ

Empeñado en hurgar en temas delicados, Sanclemente combina su trabajo en eldiario.es con su pasión por la novela negra. Formado a sí mismo, se inspira, por ejemplo, en Petros Márkaris, el padre del comisario Kostas Jaritos que denuncia un panorama desolador sobre la corrupción en Grecia. También admira a Elia Barceló (Alicante, 63 años), autora de La noche de plata. Ambientada en Viena, su novela más negra hasta el momento aborda un tema también muy delicado, los abusos a menores, y rompe muchos estereotipos con una protagonista femenina de 60 años.

En este thriller policíaco, Barceló aproxima al lector a un tema particularmente escabroso de una forma suficientemente delicada como para no disuadir a nadie de la lectura. Lo hace porque cree que alguien tenía que hacerlo. “Me daba la sensación de que hacía falta porque es un tema del que no se suele hablar porque duele mucho y optamos por no hacerlo. Preferimos pensar que casi nunca pasan este tipo de cosas, pero estadísticamente hay menos asesinos en serie que desapariciones de niños, y en cambio se les dedican más novelas y series televisivas”, explica.

MUJERES DE CIERTA EDAD

Autora consagrada en la ciencia-ficción, Barceló también ha escrito novelas realistas, destinadas al público infantil e incluso novela negra, aunque no policíaca, ámbito en el que se estrena. Su obra ha sido traducida a 19 idiomas y se ha consolidado como una de las autoras españolas más internacionales de la narrativa actual. Muchos de sus libros tienen una particularidad: sus protagonistas son mujeres de cierta edad, un patrón que se repite en La noche de plata.

La autora del libro 'La noche de plata', Elia Barceló, en una imagen de archivo / ROCA EDITORIAL
La autora del libro 'La noche de plata', Elia Barceló, en una imagen de archivo / ROCA EDITORIAL

“Yo tengo la edad de la protagonista y muchas mujeres como yo se niegan a que se las relegue a un rincón a partir de cierta edad porque solo cuenta la juventud y la belleza”, explica. Barceló considera que todas las personas deben tener modelos con quienes identificarse. Ella lo tiene claro: “Son mujeres que ya han superado la etapa de los hijos y su última etapa laboral, algo que viene unido con cierta libertad, y no quieren que se las meta en el saco de dulce abuela. Mujeres que quieren viajar, concentrarse en un voluntariado, volver a enamorarse, etc.”

El personaje central de la historia es Carola Rey, una sesentona en excedencia de la policía española. Especialista en secuestros y homicidios infantiles, y madre de una niña desaparecida 27 años atrás, vuelve ahora a Viena con el encargo amistoso de ordenar la biblioteca de un marchante de arte recientemente fallecido. Pero el viaje se complicará y, sorprendentemente, se verá inmersa en otra trama de desaparición infantil. En la capital de Austria se reencontrará con sus fantasmas del pasado.

LA VIENA DE BARCELÓ

Barceló también lucha por la igualdad de géneros. No es casualidad que el personaje estrella de La noche de plata sea femenino. “Siempre he luchado en ese campo y en pleno siglo XXI los hombres siguen agarrando su poder. Hace poco me molesté en mirar los premios literarios en los últimos 50 años, y es impresionante la poquísima consideración que se tiene a las mujeres, que son menos de un 10% de las galardonadas”, lamenta la escritora alicantina.

En La noche de plata, Barceló reivindica la feminidad y la edad de su protagonista. El escenario de la trama tampoco es casual. “Estoy harta de que las novelas con glamour pasen en los Estados Unidos o en Gran Bretaña. Da la sensación que no haya historias que estén bien que sucedan en otros sitios y desde hace tiempo estoy tratando de contribuir a que haya una novela europea, que se sitúe aquí y contenga nuestra forma de pensar y de sentir", comenta. Además, Viena es una ciudad que conoce bien, porque actualmente vive en Austria y visita la ciudad con regularidad. La Viena que ella retrata no es la ciudad de la música con un pasado majestuoso. Es una Viena con menos encantos y algunas contradicciones.

Portada del libro 'La noche de plata' de Elia Barceló / ROCA EDITORIAL
Portada del libro 'La noche de plata' de Elia Barceló / ROCA EDITORIAL

Barceló sorprende con su primera novela policíaca. Y, como en otros campos, reivindica la novela negra autóctona. “Siempre me ha gustado la novela negra, también como lectora. Empecé con Agatha Christie y fui subiendo hasta autores como Patricia Highsmith, pero me molestaba que todo fuera anglosajón. Tiene que haber una evolución”, incide la escritora, defensora de novelas híbridas que no se encasillan en un género. Esa es, precisamente, la literatura que Barceló practica en sus obras, partidaria de personajes y ambientes complejos, de tal modo que no importa solamente si hay o no marcianos, o quién mata a quién.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.