Exterior del Teatre Lliure, en Barcelona / Puigalder - CREATIVE COMMONS 2.0
Exterior del Teatre Lliure, en Barcelona / Puigalder - CREATIVE COMMONS 2.0

El Teatre Lliure permanecerá cerrado hasta otoño

La dirección plantea una temporada descafeinada, con el 50% aforo permitido, y con el 30% si "se retrocediera" en la pandemia

Guardar
Periodista
Actualizado: 19/06/2020 18:14 h.

El Teatre Lliure de Barcelona permanecerá cerrado, al menos, hasta otoño. Así lo ha anunciado este viernes en en rueda de prensa el director de la sala, Juan Carlos Martel, que ha tenido un recuerdo para Josep Maria Benet i Jornet, Quim Lecina y Rosa Maria Sardà, patrones de la sala fallecidos en las últimas semanas.

El teatro trabaja para regresar en otoño --con una acción a finales de septiembre en coincidencia con las fiestas de la Mercè y un primer espectáculo a mediados de octubre-- con el 50% aforo permitido, y con el 30% si "se retrocediera" en la pandemia.

TEMPORADA DESCAFEINADA

El Lliure plantea una temporada descafeinada, con "distancias de seguridad y el uso mascarillas", aparte de circuitos para evitar aglomeraciones.

"La seguridad del público no está garantizada, pero está garantizada al máximo según los protocolos establecidos. Sabemos que el riesgo cero no existe, pero tenemos todos los protocolos establecidos", ha añadido Martel, que ha detallado que la sala abrirá con un circuito para artistas, público y trabajadores claramente señalizados.

Ha detallado que como criterio general los artistas de sus producciones propias serán sometidos a controles médicos y cuestionarios de salud antes del estreno y durante la exhibición; en cuanto a las compañías invitadas, deberán mostrar sus protocolos para comprobar que están alineados con los de la sala.

INCERTIDUMBRE

La nueva temporada se presentará el 16 de septiembre e incluirá cambios para una "mejor adaptación a la nueva realidad", y se presentará por estaciones para poder gestionar la incertidumbre y la intermitencia.

Otra novedad será la consolidación de la sala en línea del teatro, posicionándose como cuarta sala, ha añadido.

Martel ha dicho que en ningún momento ha perdido "el espíritu de renovación", y ha precisado que hasta la llegada del estado de alarma, el Lliure había mantenido las previsiones de la temporada en cuanto a ingresos y asistencia, con una ocupación media de un 75,5%.

El público menor de 30 años había crecido hasta un tercio del total, y los menores de 45 años ya representaban más de la mitad del público total.

REPROGRAMACIÓN DE OBRAS

Hasta entonces, el Lliure había representado 31 espectáculos, y el coronavirus obligó a cancelar una docena de obras, de las que ocho se reprogramarán la próxima temporada.

Martel ha considerado que durante el estado de alarma, la sala ha sido la primera en ofrecer y crear una programación específica, concretada en 24 espectáculos virtuales.

En total, los espectáculos de pago han vendido 1.250 entradas y todas las actividades digitales han sumado cerca de 64.000 visualizaciones.

Ante una "inevitable" bajada de ingresos, entradas vendidas y ocupación, otros factores han ido al alza respecto a la temporada pasada, como la presencia de público menor de 30 años en el patio de butacas --ha subido un 60,4% y se ha traducido en casi un 11% más en carnets de Generació Lliure--, así como el número de funciones accesibles.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.