El 15 % de los españoles prevé disfrutar de sus vacaciones en septiembre, según un estudio elaborado por el Observatorio Nacional del Turismo Emisor, pero si formas parte del otro 85% que ya las ha disfrutado y te agobia volver a la rutina, hay formas de retomar el trabajo con ánimos. 

Después de cualquier evento, una boda, unas vacaciones o una aventura que no forma parte de la vida diaria, regular los horarios, reencontrarse con ciertas costumbres, etc.,  supone un sobresfuerzo para muchas personas. El cansancio, la fatiga y la melancolía pueden traducirse en síntomas depresivos post vacacionales. Por ello, muchos especialistas lanzan algunos consejos para sobrellevar mejor la vuelta a la rutina del trabajo y con las relaciones sociales habituales del año.

1. Planea algo por adelantado. Una razón por la que el cuerpo se fatiga es porque la mente ha pasado demasiado tiempo planeando las vacaciones para que en unos días se terminen y volver a una regularidad no planeada o deseada, puede deprimir. Por esto, Lisa Evans, especialista en Lifestyle y Salud, recomienda volver al trabajo con un plan bajo el brazo. Un reto en el que enfocar la mente.

Dormir 7 u 8 horas mejora la psicomotrocidad / EFE
Dormir 7 u 8 horas mejora la psicomotrocidad / EFE

2. Organiza tu espacio de trabajo: escritorio, herramientas o sala de trabajo. Ver una montaña de papeles al entrar a la oficina no motiva a nadie. Comenzar con un lugar ordenado ayuda a tomar las tareas con serenidad.

3. Medita. Reservar cierto tiempo para escuchar la respiración y recuperar la energía perdida. Tomar un descanso de cinco minutos para respirar pausadamente o unos minutos para caminar un rato. Muchos estudios muestran que respirar profundamente ayuda relaja el sistema nervioso.

4. Una foto nueva. Adornar la oficina o el lugar de trabajo con una nueva fotografía de la familia, los amigos o de un lugar transmiten pensamientos positivos.

Un escritorio ordenado genera serenidad para comenzar a trabajar
Un escritorio ordenado genera serenidad para comenzar a trabajar

5. Dormir ocho horas y poco a poco retomar una uniformidad horaria. Según los estándares de la Unidad del Sueño dependiente del Ministerio de Sanidad de España, lo ideal es dormir entre 7 y 8 horas al día para que el organismo funcione a pleno rendimiento. De este modo, se regeneran las células. Además, reduce el riesgo de hipertensión.

6. Si las vacaciones han desbancado la práctica del deporte, la vuelta a la rutina es un buen momento para retomarlo. El ejercicio físico potencia la necesidad de descanso, al tiempo que hace que el cerebro esté en plena forma para coordinar acciones psicomotrices el día siguiente.

Retomar el deporte es una buena práctica para sobrellevar la rutina laboral / EFE
Retomar el deporte es una buena práctica para sobrellevar la rutina laboral / EFE

Cumplir con estos puntos es cuestión de voluntad y ponerle la misma 'buena vibra' que a las vacaciones y si el resultado de esos días de 'terraceo', playa, montaña o 'cultureta', han sido de provecho, ¿a qué esperas?