ARCHIVADO EN:

El Salón Náutico aterrizará en Barcelona el próximo 12 de octubre hasta el 17 y lo hará con 97 novedades. Nuevos modelos sostenibles se dejarán ver: barcos con alas, eléctricos o con menor consumo, según ha comunicado Fira de Barcelona.

La 59ª edición del Salón Náutico reunirá a más de 180 expositores y más de 500 embarcaciones, 176 de ellas en la muestra flotante, en los muelles de la Fusta y de España del Port Vell de Barcelona.

SE ESPERA BUENA CIFRA DE VISITANTES

"Las marcas más relevantes acuden”, ha dicho el nuevo director del salón, Josep Antoni Llopart. Debido a los problemas de stock de productos, “quizás el de este año no será el salón más útil comercialmente”, ha reconocido Llopart.

Se ocuparán 14.650 metros cuadrados, lo que representa una superficie expositiva entre un 25% y un 30% menor que en la anterior edición. Sí que se esperan unas cifras “muy buenas de visitantes”. En 2019, el salón consiguió atraer a unas 55.000 personas. 

LA NÁUTICA, BENEFICIADA EN PANDEMIA

El coronavirus ha brindado una oportunidad al sector náutico, que ve cómo las matriculaciones crecen y cada vez más personas se inician en la mar. Una actividad al aire libre que ha llamado la atención de un gran colectivo de gente.

Así lo ha asegurado el presidente del Salón, Luis Conde, durante la presentación del evento este lunes. En lo que va de año, las matriculaciones han crecido un 13% respecto al mismo período del 2019, antes de la pandemia.

Según el secretario general de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEM), Carlos Sanlorenzo, esto se ha producido porque las embarcaciones se han revelado como un “ocio seguro” ante el covid y también como “alternativa al turismo en un contexto con dificultades para viajar”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.