La empresa catalana Picvisa y Ferrovial Servicios, a través de Cespa, han desarrollado un robot capaz de separar el plástico de otros residuos en plantas de reciclaje. Se trata de un proyecto pionero en Cataluña que detecta envases de plástico y los separa del resto de residuos para reciclarlos, lo que permite incrementar la recuperación de residuos y la eficiencia en su selección gracias a la automatización, fomentando así la economía circular.

El departamento de Empresa de la Generalitat asegura que este proyecto ha recibido una ayuda de 300.000 euros en el marco de un programa para proyectos de economía circular en el ámbito de los residuos. El robot está actualmente en fase de prueba piloto y se ha instalado en una planta de tratamiento de residuos de Els Hostalets de Pierola (Barcelona).

NUEVA VIDA

El brazo robótico usa un sistema de visión artificial que le permite escanear los envases, identificarlos entre el resto de residuos y separarlos para que puedan reciclarse más tarde. El robot trabaja con algoritmos de aprendizaje automático que le permiten mejorar el procedimiento a medida que selecciona los diferentes residuos y mejorar la calidad de los elementos que se recuperan.

El director general de Picvisa, Luís Seguí, ha asegurado que el proceso "tiene un doble efecto: incrementa la eficiencia de la selección y recuperación de los residuos, además de los beneficios ambientales que se consiguen cuando se mejora esta tarea".

TRATAMIENTO DE RESIDUOS

Por su parte, el gerente de plantas de tratamiento de Ferrovial Servicios, Albert Sabala, comenta que "gracias al uso de un robot, se automatiza el procedimiento de tratamiento de residuos sin que se requiera la intervención humana, hecho que permite liberar a los trabajadores de tareas rutinarias".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.