Desde las 6.30 horas de esta mañana se han registrado grandes demoras por un fallo en el sistema de señalización: los semáforos que regulan el paso de los trenes se han quedado congelados en rojo y los maquinistas no podían circular de forma normal. 

La incidencia en las instalaciones de Adif en la estación de Sants de Barcelona ha sido reparada sobre las 16.00 horas, han informado fuentes de Renfe a Europa Press. Aunque este problema haya sido solucionado, continúan los retrasos de alrededor una hora en ocho líneas de Rodalies --R2 sur, R2 norte, R2, R11, R13, R14, R15 y R16--. La avería ha afectado también, aunque en menor medida, a las líneas R1, R3 y R4 que siguen con retrasos de media hora.

UNA INCIDENCIA REITERADA

Con la reparación de la avería, que se encontraba en la zona de vías que comunica esta estación con la de Passeig de Gràcia, se espera que progresivamente se vayan recuperando las frecuencias habituales en los trenes de Rodalies, pese a que los retrasos se pueden mantener durante parte de la tarde. Fuentes ferroviarias han explicado a la agencia que esta incidencia ya se produjo el jueves y que el personal de Renfe solicitó a Adif que la revisara.