La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha explicado que las clases se tendrán que reducir a la mitad el próximo curso, con un máximo de 15 alumnos por aula, si antes no llega una vacuna contra el coronavirus. En este sentido, se tendría que alternar la docencia presencial y la telemática.

“Estamos trabajando en esto, si no llega un remedio contra el virus, los centros tendrán que estar al 50% de su capacidad. Y esto obligará a una parte de los alumnos a trabajar presencialmente y a la otra, telemáticamente”, ha indicado la ministra.

“IMPOSIBLE COLOCAR 30 ESTUDIANTES POR AULA”

Celaá ha informado que esta medida ya está contemplada en la fase 2 de desescalada, prevista para finales de mayo y que ya afectaría a los estudiantes de cuarto de secundaria y segundo de bachillerato, que regresarían a las aulas para hacer repaso antes de las pruebas tanto a grados superiores como a la universidad.

En esta línea, el Minsiterio de Educación prevé que haya 15 alumnos por aula a finales de curso y se evaluará si a principios de setiembre seguirá la medida implementada o no. Desde el departamento indican que, si se debe mantener la distancia de seguridad, no será posible que haya 30 estudiantes por aula.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.