La producción de vivienda de obra nueva cayó en 2020 un 40,5% en Barcelona, según los datos de vivienda de obra nueva visada por el Colegio de Arquitectos de Cataluña, que cree que la obligación de reservar un 30% de las nuevas promociones a vivienda social ha sido un "freno importante".

Este colegio profesional valida cada proyecto de ejecución de obra en Cataluña, principalmente los de carácter privado, por lo que estos datos son un termómetro de la obra nueva que empezará a ejecutarse a partir de 2021.

En el caso de la capital catalana, en 2020, un año marcado por la pandemia, se visó superficie para construir 1.364 viviendas de obra nueva, frente a las 2.293 visadas en 2019.

En una rueda de prensa telemática, la decana del colegio, Assumpció Puig, ha asegurado que no se puede decir que esa normativa sobre la VPA haya sido la "causa directa" como tal, pero sí ha constatado que "seguramente habrá tenido efecto" y ha supuesto un "freno importante" a esta actividad.

INVERSIÓN PARA OTROS SECTORES

A su entender, esta normativa puede haber decantado la inversión hacia otras actividades como la construcción de edificios de oficinas, "con una rentabilidad más clara".

De hecho, según los datos expuestos hoy por este colegio profesional, en 2020 se visaron un total de 11.919 viviendas de nueva creación en toda Cataluña, un 24,8% menos debido a la pandemia, por lo que la caída en la ciudad de Barcelona es más acentuada tanto respecto a Cataluña como respecto a la provincia, donde el descenso fue del 27%.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.