Con el calor y el verano llegan abundantes plagas de insectos. La presencia de estos causa molestias entre la población. Estos seres vivos suelen aportar suciedad y numerosas picaduras de mayor y menor efecto que enervan a la sociedad. Pero, aunque resulten molestos e insoportables, son importantes para que el ecosistema mundial no pierda su equilibrio. 

Cada año los mosquitos matan con su picadura a 725 humanos. Infectan de malaria a más de 200 millones y acaban con la vida de 450.000. Contagian con dengue a unos 60 millones de personas, de las que mueren 20.000. Miles de bebés están naciendo con microcefalia por causa del zika transmitido por el mismo mosquito que mata a 44.000 por fiebre amarilla. 

LOS MOSQUITOS, LOS MÁS INSISTENTES

Aunque la mayoría de especies de mosquitos que llegan a España son mucho menos peligrosas que las que atacan en otros países su presencia deja estragos. Según un estudio realizado por Bite Away sobre las picaduras de insectos en España, un 38,8% de los españoles son propensos o alérgicos a las picaduras de mosquitos. Además, el 97,6% de la muestra afirma que los insectos que más les pican son los mosquitos, seguidos de los tábanos que pican a un 3,5% de la población y las avispas que pican y muerden a un 1,2%. Un 42,4% de la población sufre entre 10 y 20 picaduras a lo largo del verano, mientras que a un 3,5% le pican más de 40 veces.

 

En cuanto a espacios, el campo y la montaña (55,3%), los lagos, pantanos y ríos (25,9%) la piscina (21,2%) y la playa (17,6%) son, según los encuestados, los lugares en los que más les suelen picar los insectos. Pese a que el 41,2% de los encuestados se protegen con repelentes, sprays o pulseras para evitar que mosquitos e insectos les piquen mientras practican actividades al aire libre, un 27,1% reconoce que han sufrido picaduras o mordeduras mientras hacían running o practicaban deporte al aire libre.

PLAGA DE MOSQUITO TIGRE

Este verano, numerosas provincias de la costa española están sufriendo diversas plagas de insectos. ​Barcelona es una de las ciudades afectadas por la plaga de esta especie invasora, proveniente del sudeste asiático. La Agència de Salut Pública de Barcelona (ASPB) ya ha desplegado un programa que controlará mosquitos en 55 "zonas de riesgo" de la capital catalana hasta noviembre, con especial atención sobre el mosquito tigre, aunque también detectará casos importados de arbovirosis, como zika, dengue y chikungunya. Uno de los objetivos es vigilar los puntos de cría, una de las claves a la hora de reducir su presencia en Barcelona.

Este año, la agencia ha incorporado un nuevo proyecto piloto que persigue reducir los focos de cría en la vía pública modificando las bocas de alcantarilla. Se trata de evitar que se acumule agua y se conviertan en focos de mosquitos, algo que ya se ha realizado en una veintena de puntos de la ciudad.

 

Uno de los sumideros en los que crían los mosquitos | ASPB
Uno de los sumideros en los que crían los mosquitos / ASPB