Las entidades barcelonesas han dado este lunes el pistoletazo de salida a sus colonias y casales de verano que, por el momento, cuentan con más de 16.500 niños y jóvenes. Tras más de 100 días en casa, los menores podrán volver a disfrutar del ocio educativo.

La fundación Pere Tarrés ha subrayado que las actividades se han adaptado a las normativas higiénico-sanitarias establecidas por las autoridades y se priorizará la seguridad de los niños y monitores, así como la vertiente pedagógica para ayudar a los más pequeños a adaptarse a la nueva normalidad.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

Las entidades han reconocido que la excepcionalidad de la pandemia ha ralentizado el ritmo de inscripciones a las actividades, pero han apuntado que durante los últimos días, cuando se han conocido las medidas de seguridad y la evolución de la desescalada, se han acelerado y han confiado que el número final será mucho mayor.

Entre las medidas de seguridad en las actividades de ocio educativo destacan la separación de los niños en grupos reducidos que no tendrán contacto entre ellos para minimizar el riesgo de propagación en caso de registrar algún contagio, así como los controles de temperatura en la entrada o la higiene recurrente de manos.

VUELTA A LOS COLEGIOS

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha reafirmado este lunes en RAC1 que el regreso a las aulas sea presencial en septiembre y ha indicado que, si se producen rebrotes de coronavirus, "intentaremos que las escuelas permanezcan abiertas", separando grupos de alumnos y perimetrando los espacios.

"Las escuelas tienen autonomía para ver cómo organizan a sus grupos de alumnos", ha indicado, también por lo que se refiere al deporte escolar, del que se ha mostrado partidaria de mantenerlo si se puede al aire libre y aprovechando el buen tiempo que hace en casi toda España casi todo el curso.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.