ARCHIVADO EN:

El Palau de la Música Catalana de Barcelona ha anunciado este jueves su reapertura el 1 de julio de 2020, que llega con una programación musical ampliada y un nuevo catálogo de visitas: 22 conciertos este verano y actividades culturales y visitas adaptadas a la "nueva normalidad".

"Abrimos porque nuestra misión es hacer música clásica en directo, para ayudar a dinamizar un sector que ha quedado muy tocado por la crisis, porque el Palau es y será un lugar seguro, y porque tenemos muchas ganas", ha afirmado en una rueda de prensa presencial y telemática el director general de la sala, Joan Oller, que ha reiterado que las medidas sanitarias en el recinto irán más allá de lo establecido.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

Oller ha informado de que todos los conciertos del programa Estiu al Palau 2020 se celebrarán en la sala principal y serán más cortos, también tendrán menos aforo del que marca la norma --entre un cuarto y un tercio, en vez del 50%--, se instalarán alfombras para desinfectar los zapatos de los visitantes y se les tomará la temperatura de forma no invasiva.

PROGRAMACIÓN

En cuanto a la programación, la directora artística adjunta del Palau, Mercedes Conde, ha explicado que entre el 1 de julio y el 15 de septiembre se celebrarán ocho recitales de piano, tres de violín o violonchelo y piano, tres cuartetos de cuerda, tres recitales de voz y piano, uno de órgano y tres espectáculos de conjunto instrumental; de los cuales seis estaban ya previstos, cuatro se cancelaron por el Covid-19 y han sido reprogramados --dos de ellos en co-producción con el Festival Grec--, y 12 se han incluido como novedad.

Entre la nueva programación destacan nombres como Noelia Rodiles, Serena Sáenz, Marco Mezquida, Mercedes Gancedo, Ian Bostridge, el Cosmos Quartet --ganador del 13º Premio BBVA de Música de Cámara Montserrat Alavedra en 2018--, Juan de la Rubia o el Quartet Gerhard, que celebrará su décimo aniversario; además de los cuatro conciertos ya programados: Goldmund Quartet, Vespres d'Arnadí y dos representaciones del espectáculo 'Meravellós Mahler!'.

ACTUACIÓN DE ALBERT GUINOVART

"Este templo de la música ha estado tres meses callado, y es emocionante volver a él; hemos sufrido mucho durante este confinamiento y es de agradecer que la casa piense en nosotros, los músicos de 'kilometro cero' para su reapertura", ha celebrado el compositor catalán Albert Guinovart, que inaugurará la nueva programación en julio con un concierto de piano con piezas de Chopin y Enrique Granados, y cinco nuevas novelitas compuestas por él durante la pandemia.

El director general del Palau de la Música ha explicado que la nueva programación ha apostado por conjuntos y músicos catalanes y ha añadido que la reapertura también pretende ser "una oportunidad de dar a conocer nuevos artistas", así como dar la oportunidad de tocar en la sala principal del Palau a músicos que en otras circunstancias quizás lo habrían hecho en la sala pequeña.

ENFOQUE LOCAL

Los responsables del Palau de la Música han informado también de todo un nuevo catálogo de actividades culturales adaptadas al desconfinamiento y con la vista puesta en los visitantes locales y estatales: "En cuestión de un mes hemos trabajado para incorporar nuevos formatos de actividades para que el público vuelva a disfrutar del Palau", ha indicado el director de públicos de la sala, Darío Fernández.

Entre otras novedades, se incluyen a partir de julio visitas libres por el edificio, con una aplicación móvil que aportará información durante el recorrido, así como visitas creativas en la que los visitantes podrán pintar y dibujar elementos del Palau; también se mantienen las visitas con guías profesionales, aunque reducidas a 15 participantes, y se conservan las actividades de verano para niños.

DIFICULTADES ECONÓMICAS

Respecto a la viabilidad del Palau tras el revés que ha supuesto el coronavirus, Oller ha manifestado que "la intención es seguir con el plan estratégico ideado antes de la pandemia, aunque su gestión y la vuelta a la normalidad se hará poco a poco", y ha agradecido que los mecenas y socios hayan renovado sus aportaciones y apoyo a la institución.

"Para el Palau ha sido duro cerrar estos meses, porque el 71% de nuestros ingresos provienen de las entradas y del alquiler de las salas", ha manifestado Oller, que ha informado que, pese a ello, los precios de las visitas y conciertos se han ajustado a la baja para hacerlos asequibles y que la institución está planteándose retransmitir algunos espectáculos por Internet y de manera gratuita.

"Tenemos la voluntad de ser pioneros y defender la cultura", ha concluido la presidenta de la Fundació Orfeó Català - Palau de la Música Catalana, Mariona Carulla, que ha querido expresar su confianza en la viabilidad del proyecto tras la crisis del coronavirus y ha reafirmado el compromiso de los mecenas y patronos con la fundación.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.