La Guardia Urbana impidió la tarde del sábado el acceso a las playas de Nova Icària, Bogatell, Llevant y Mar Bella al haber alcanzado la máxima ocupación permitida, que es del 80% del aforo. Según el consistorio, este porcentaje es el requerido para mantener la distancia de seguridad ante el coronavirus.

CIERRE DE PLAYAS

Según el Ayuntamiento, en el momento en que los videosensores detectaron que se alcanzaba un nivel muy alto, se informó a los bañistas por megafonía de la situación, en colaboración con los informadores desplegados por el litoral, y pidió su colaboración para repartirse por la playa respetando las distancias de seguridad.

Ahora el consistorio ha habilitado un plano con indicadores en tiempo real de la ocupación de cada playa​ de Barcelona, que permite conocer la capacidad disponible o si las playas han sido cerradas, como ocurrió este fin de semana pasado con la entrada a la fase 2 en la capital catalana. [Ver estado de las playas en tiempo real aquí]

 

Mapa que muestra en tiempo real la ocupación de las playas en Barcelona / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Mapa que muestra en tiempo real la ocupación de las playas en Barcelona / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

 

MULTAS DE HASTA 200 EUROS

Tras las imágenes vistas de este primer fin de semana de la playa en Barcelona y el posterior cierre de cuatro de ellas por sobrepasar el límite de aforo, la situación ha hecho reaccionar a los miembros del Ayuntamiento de la ciudad, que se plantean controlar la situación con sanciones económicas a los bañistas más incívicos.

El concejal de Emergencia Climática de Barcelona, Eloi Badia, afirmó en RAC1 que el gobierno municipal baraja la posibilidad de multar con sanciones de “entre 100 y 200 euros” a aquellas personas que no respeten deliberadamente la distancia de seguridad por el coronavirus.

“CORRESPONSABILIDAD” DE LA CIUDADANÍA

El consistorio sigue apostando por la “corresponsabilidad” de la ciudadanía, aunque la escena que se vivió este fin de semana ha hecho replantearse la idea a los miembros del Ayuntamiento. Por ello, Badia ha asegurado que “siempre estamos a tiempo” de multar si hay actitudes “de no querer mantener estas distancias” pero espera que en las próximas semanas “no se repita” lo de este sábado.

Una medida que ha comparado con las multas impuestas a aquellos que no respetaban las franjas horarias, por ejemplo, y que están pensadas para paliar la situación que esperan vivir los meses de julio y agosto, cuando la ocupación puede ser "bastante similar" a la vivida este fin de semana.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.