Si hay un lugar en Barcelona en el que los niños y los adultos pueden pasar un día familiar de diversión, emociones intensas, risas y gritos, ese es el parque de atracciones del Tibidabo. Además de disfrutar de unas impresionantes vistas sobre la ciudad, los atracciones, tanto para adultos como para niños, no dejarán a nadie sin diversión.

El acceso al parque es fácil, ya que se puede ir tanto en transporte público como privado. Respecto al primero, se puede ir al parque en autobuses que salen desde la plaza Catalunya o en otros que lo hacen desde los alrededores del hospital del Vall d'Hebron Siempre queda la opción más atractiva de hacerlo tomando el funicular, con origen al final de la avenida del Tibidabo, y que asciende hasta la misma puerta de entrada al parque. Además, el precio del funicular es casi un 50 % más barato si se presenta la entrada al parque de atracciones, y los horarios de apertura y cierre coinciden con los del propio parque.

VARIAS OPCIONES

Respecto a los precios, el parque ofrece diversas posibilidades, dependiendo de si la persona para la que se adquiere la entrada es adulto, niño, mayor de 60 años o si sufre algún tipo de discapacidad.

Las entradas normales para adulto, que permiten libre acceso a casi todas las atracciones del parque, cuestan 28,50 euros, pero si el adulto tiene más de 60 años el precio se reduce a 9 euros. En el caso de los niños, para acogerse a las reducciones de precio la altura máxima debe ser de 120 centímetros. En ese caso, el precio de la entrada es de 10,30 euros, mientras que para los niños que no superen los 90 centímetros de altura, la entrada es gratis. Y para las personas con discapacidad, el precio es de 5,60 euros, aunque en este caso el acompañante tiene el acceso al recinto gratis.

Existe también la opción de la llamada entrada Panorámica. Con un precio para los adultos de 12,70 euros, 7,80 para los niños de hasta 1,20 de altura y 6,70 para los seniors, aunque los que solo vayan a pasear sin hacer uso de ninguna atracción la tienen gratis, la entrada da derecho a subir a las atracciones de la rueda panorámica, la atalaya, el carrusel, el avión, el museo de autómatas, y el edificio cielo.

ABONOS

También se ofrece la posibilidad de adquirir alguno de los abonos que están a disposición del público. El primero de ellos es el abono anual, llamado Tibiclub, que puede ser familiar o individual, y que cuesta 136 euros, el primero, y 48, el segundo, a los que hay que sumar una cuota de inscripción, que se paga una sola vez, de 22,50 euros. Si el carnet se renueva, anualmente, esta cuota no hay que pagarla.

Este abono permite la entrada al parque y al acceso a ciertas atracciones tantas veces como se desee. Las atracciones a las que da derecho a subir de forma gratuita son las del área panorámica, el marionetarium, el miraespejos, el cratibi y el dididabo. Otras ventajas son aparcamiento y bus gratis desde Vall d'Hebron, funicular gratis, bus de plaza Catalunya gratis, etc.

Otro abono que se ofrece es al pack “Un día redondo”, que puede ser para cuatro (250 euros) o cinco personas (300 euros). Este pack incluye las entradas al parque, aparcamiento gratis, un menú por persona compuesto de hamburguesas, refresco y postre, un refresco por persona en el parque, y otras ventajas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.