ARCHIVADO EN:

El Barcelona Games World ha establecido un nuevo récord de visitantes. 138.000 personas, según los organizadores del evento, han disfrutado de las novedades del sector de los juegos, entre los que han destacados los inmersivos y los torneos eSports. Las entradas para todos los días que ha durado el evento se han agotado.

Han sido los juegos inmersivos en sus diferentes variantes, realidad virtual, realidad aumentada y realidad mixta, los que mayor interés han despertado. Y entre los títulos, nombres como The Kingdom Hearts III (Square Enix), Super Smash Bros Ultimate (Nintendo), Jump Force (Bandai Namco), Days Gone (PlayStation) o Forza Motorsport (Xbox) se han llevado la palma.

TORNEOS

También los torneos de eSports han sido uno de los grandes centros de atracción, con un lleno constante en la Arena de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), que ha ocupado las 1.700 plazas disponibles para las fases finales del Circuito Tormenta y de la nueva Iberian Cup.

Además, el salón ha acogido las primeras competiciones de la Barcelona Mobile Challenge, que ha reunido a los mejores jugadores aficionados de juegos para plataformas móviles como Clash Royale, Hearthstone y Fortnite.

El programa de actividades ha sido fundamental para que el salón lograra el objetivo de llevar la experiencia de los videojuegos más allá de la pantalla. El Túnel del Terror y el Escape Room ambientados en Resident Evil 2, las partidas a 50 metros del espacio Vodafone #yuvertigo y la XRZone han acogido a miles de visitantes que han querido vivir su afición desde una nueva perspectiva. Al lado de estas actividades, clásicos como el RetroBarcelona, los conciertos temáticos y los concursos de cosplay han vuelto a atraer a gamers de todas las edades.

El director del evento, Josep Antoni Llopart, ha asegurado que la cita "ha superado con éxito el reto de cambio de recinto y de fechas en esta edición, agotando las entradas tanto para el sábado como para el domingo. Hemos vuelto a registrar cifras récord por tercer año consecutivo y por eso estamos convencidos que el salón continuará creciendo en el futuro y confiamos que la implicación de las marcas siga aumentando en igual medida.