ARCHIVADO EN:

¿Por dónde vienen los Reyes Magos? Este es, probablemente, el secreto más mágico y misterioso que todo niño y niña ha querido saber siempre. Un viaje por el desierto de Marruecos permite descubrir el gran enigma que fascina a los más pequeños y conocer la cultura y los paisajes de un país lleno de sorpresas.

Perderse entre las dunas del desierto de Erg Chebbi es una de las experiencias que más viajeros atrae a Marruecos. Esta región del sur del país, la conforma un desierto arenoso que hace que tenga un paisaje único, continuamente transformado por el viento. Sus arenas infinitas y sus noches estrelladas son una muestra incomparable de la inmensidad de la naturaleza. 

RECORRIDO MÁGICO

Una de las mejores alternativas para poder conocer esta impresionante región en familia con niños es emprender una travesía en busca de los Reyes Magos. De este modo, el recorrido por los puntos más interesantes del desierto de Erg Chebbi y sus alrededores se transforma en una experiencia mágica tanto para los más pequeños como para los mayores. 

La aventura puede comenzar en Erfoud una ciudad situada en un oasis a 60 kilómetros al norte del desierto que conserva su autenticidad y destaca por la hospitalidad de sus habitantes. Pasear por sus callejuelas y visitar sus palmerales bien merece la pena. 

Recorrer el desierto en dromedario

En busca de los Reyes Magos

DÍA DE MERCADO

También el cercano poblado de Rissani es otro punto imperdible incluido en el recorrido, del que destaca especialmente su mercado típico. Todos los martes, jueves y domingos un gran número de mercaderes bereberes llegan para vender frutas, animales y artesanías recreando un mundo único de colores, sabores y aromas.  

Aunque los locales aún practican el trueque, quienes vengan de fuera deberán entrenarse, como en cualquier otro zoco de Marruecos, en el arte del regateo

Y antes de abandonar el mercado, los niños disfrutarán de la visita del curioso estacionamiento de burros que se encuentra a su lado.

Mercado en el desierto de Marruecos

Día de mercado en Marruecos

AVENTURA EN 4x4 Y EN DROMEDARIO

La travesía en busca de los Reyes Magos continúa en 4x4 por las antiguas pistas del Rally Dakar y en dromedario para adentrarse en el desierto de Erg Chebbi. 

Es en el medio de sus dunas donde, finalmente, los niños cumplen su objetivo: encontrarse con los Reyes Magos. Un momento mágico que, sin duda, queda grabado en la memoria de toda la familia.

NOCHE BEREBER

La aventura no termina con este encuentro. Los viajeros deseosos de  experimentar la verdadera vida del desierto pueden pasar una noche alojándose en un campamento de haimas al puro estilo de los nómadas de la región y disfrutar de una cena típica bereber. 

Antes de dejar esta maravillosa región del sur de Marruecos es imprescindible pasar por el pueblo abandonado de Merdani y contemplar las espectaculares vistas panorámicas del desierto que ofrece la montaña Jbel Lambdouar. 

PRÓXIMAS SALIDAS

“Recorrer el desierto en busca de los Reyes Magos es un experiencia inolvidable tanto para los niños como para los adultos que por un momento vuelven a su infancia”, afirman desde Travelkids, líder en viajes para familias, que desde hace más de una década organiza este tipo de aventuras en el desierto. 

La compañía programa varias salidas anuales en grupos de familias con animación, las próximas serán para el puente de diciembre y Fin de Año.