ARCHIVADO EN:

Ámsterdam es una de las ciudades que ha decidido decir basta al turismo de mala calidad. A raíz de los destrozos que este tipo de visitantes realizaba a los productos en el Mercado de las Flores, este decidió no vender más estas bonitas plantas. Y el Ayuntamiento de la capital de los Países Bajos decidió prohibir las visitas guiadas al famoso Barrio Rojo. El consistorio descubrió que era más rentable atraer a clientes con alta capacidad adquisitiva en vez de turistas low cost. Consideran que estos últimos suelen provocar incidentes con las profesionales del sexo y no quieren que la prostitución siga siendo una atracción turística. 

UNA ALTERNATIVA DIFERENTE

Aunque hayan frenado este tipo de turismo no quieren que desaparezca, así que han comenzado a desarrollar alternativas que ofrezcan tan solo los beneficios positivos. Untourist Guite to Amsterdam, una agencia de viajes local ha lanzado una iniciativa de lo más llamativa: casarse con un holandés para conocer mejor la ciudad. 

 

Lugar de Ámsterdam que conocen los turistas gracias a esta nueva alternativa
Lugar de Ámsterdam que conocen los turistas gracias a esta nueva alternativa

 

El paquete vacacional, que cuesta 100 euros, y que ha sido bautizado como Cásate con un amsterdamésincluye la ceremonia y la luna de miel. La última parte es la que más atrae a los turistas, ya que consiste en un recorrido a pie o en bicicleta por los lugares más desconocidos de Ámsterdam. 

El enlace, que tiene una duración de 24 horas, carece de valor legal y pretende promocionar un tipo de turismo diferente al actual, así como incrementar la cifra de visitantes de 19 a 29 millones en la próxima década. 

OTRO TIPO DE ENLACE

Esta empresa también ofrece otro tipo de enlace entre los turistas y los locales, aunque un poco más alocado: las citas con marihuana. Los clientes son guiados por un local para conocer cómo se extrae la hierba de una granja urbana, y para degustarla tranquilamente. 

 

Una ciudadana de Ámsterdam mostrando la marihuana a los turistas
Una ciudadana de Ámsterdam mostrando la marihuana a los turistas