El pasaje San Miquel, nuevo paseo para los barceloneses en Gràcia / INMA SANTOS
El pasaje San Miquel, nuevo paseo para los barceloneses en Gràcia / INMA SANTOS

Un nuevo paseo para los barceloneses en Gràcia

El espacio, hasta ahora privado, conecta los Jardinets de Gràcia con la Riera de Sant Miquel, y está decorado con un mural, obra del escultor Miquel Planas, inspirado en Gaudí

Guardar
Periodista

Han llovido unos cuantos años desde el adiós definitivo de la Torre Deutsche de los Jardinets de Gràcia. Tras su despedida, surgió una propuesta de reforma inicial para este emblemático espacio que pretendía aumentar la altura de la torre de 73 a 98 metros y alojar un Four Seasons además de unas enormes galerías comerciales. Por motivos que no vienen al caso, esta opción fue descartada en favor de otra que se puso en marcha en 2015 y que implicaba un dos por uno: por una parte, un acuerdo para la apertura de la flagship de Casa Seat (en el número 109 del Paseo de Gràcia), que ya forma parte de la agenda cultural de la ciudad desde hace dos años; y, por otro, la construcción de 34 apartamentos de lujo, en el número 111, de la mano de Mandarín Oriental Residences.

El residencial de lujo ya casi está a punto. Los apartamentos no bajan de 150 metros cuadrados, y mejor no hablar de precios, pero, al margen de los datos de mercado, la rehabilitación del espacio dejado por el viejo rascacielos de Deutsche, llama la atención por el impacto visual y urbanístico. Señoras y señores, Barcelona está a punto de ganar un nuevo pasaje.

UN PASAJE PARA TODOS

El nuevo pasaje, que se abre entre los dos edificios (109 y 111) anteriormente unidos, conectará los Jardinets de Gràcia con la Riera de Sant Miquel. Para dignificarlo, se ha instalado un mural, obra del escultor Miquel Planas, de 21 metros de alto por 27 de ancho, inspirado en las hojas y ramas que crecen en los parques y jardines locales y en las famosas estructuras orgánicas creadas por Gaudí. Algo así como una evocación de la belleza y la serenidad del mundo natural con el que crear un rinconcito de tranquilo en medio de la agitación urbana de esta ruidosa y estresada ciudad.

Los barceloneses estamos a punto de ganar un pedacito más de ciudad ya que el pasaje, hasta ahora de titularidad privada, pasa a ser público y transitable para todos. Eso sí, está previsto que por la noche quede cerrado al público con las puertas que hay a ambos lados. Las noches son para descansar.

--

Descubre más curiosidades y rincones de Barcelona en la cuenta de Instagram @inmasantosherrera [link directo]

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.