ARCHIVADO EN:

El día comenzaba gris, pero finalmente el tiempo ha dado una tregua para disfrutar de uno de los días más bonitos de los barceloneses, la diada de Sant Jordi. Un año más la música y el buen rollo han acompañado a esta Diada en el Sant Jordi Musical, celebrado en la antigua fábrica de Estrella Damm.

A pesar de las previsiones la programación se ha mantenido tal y como estaba prevista y todo ha salido a pedir de boca. Miles de personas han decidido apostar por la música para pasar esta jornada.

GRAN REPERTORIO MUSICAL

Solo empezar el primer concierto, la gente ya ha salido corriendo a coger un sitio privilegiado. No hay nada como la emoción de sentir la música en directo. En esta séptima edición, la fábrica ha acogido a más de una treintena de grupos y solistas entre los que han destacado Oques Grasses, Ramon Mirabet, Obeses, Pavvla o Lildami.

Concierto Ramon Mirabet
Concierto Ramon Mirabet en el Sant Jordi Musical / TWITTER ESTRELLA DAMM

Junto a los conciertos, desde primera hora del mediodía se podían ver largas colas para la firma de discos y conocer a los artistas y otros invitados como Els Catarres, Buhos, Suu, Doctor Prats o Itaca Band.

MÁS QUE UN FESTIVAL

Los asistentes han podido acompañar los conciertos con deliciosas propuestas gastronómicas aptas para todos los consumidores, además de la mejor cerveza, desde la tradicional Damm hasta otras más gourmet como su variante picante: La maldita.

Foodtruck en el Sant Jordi Musical
 Food trucks en el Sant Jordi Musical / TWITTER ESTRELLA DAMM

En el evento tampoco han faltado los grandes protagonistas del día: las rosas y los libros. Diferentes organizaciones solidarias se han encargado de su venta, como Fundació Servei Solidari a través de la campaña Recicla Cultura, la Associació de Disminuïts Físics d’Osona (ADFO), la Fundació Privada Gaspar de Portolà, los Amics de la Gent Gran con sus conocidas “Rosas contra el olvido” y la Solidaritat Sant Joan de Déu con su “Pulsera Rosa”.