ARCHIVADO EN:

Los ciclistas que circulan por Barcelona se sienten inseguros. Así se desprende del segundo Barómetro del ciclista urbano en Barcelona elaborado por el Racc y presentado este jueves ante los medios de comunicación. Según el informe, el 55% de los ciclistas se sienten vulnerables en la capital catalana. Esta cifra es superior a la de 2018, cuando el porcentaje era del 33%. El Racc atribuye el aumento a la finalización de la moratoria que permitía circular por las aceras de menos de cinco metros de ancho.

El estudio ha sido presentado por el presidente del Racc, Josep Mateu, y el coordinador de estudios de la Fundación Racc, Marc Figuls, que han destacado que cada día 68.000 personas se desplazan en bicicleta por la ciudad, lo que supone un aumento del 8% con respecto a 2018.

EL COCHE, EL GRAN PELIGRO

El coche es el vehículo que genera más inseguridad, al que el 54% de los ciclistas temen, seguido por el camión (53%) y los vehículos mal estacionados (49%). 

Rueda de prensa del Racc este jueves / EUROPA PRESS

Rueda de prensa del Racc este jueves / EUROPA PRESS

Mateu ha declarado que la mejoría de la red de carriles bicis, apostando "más por la calidad y no tanto por la cantidad", mejoraría la conectividad y permitiría más seguridad ante este sentimiento de vulnerabilidad.

MÁS ROBOS

Otro de los aspectos que ha reflejado el barómetro es el aumento de ciclistas que han sufrido robos, tanto de las bicicletas como de sus componentes, que ha pasado del 18% en el 2018 al 24% en este año.

Ante esta situación, Figuls ha señalado la necesidad de fomentar los aparcamientos seguros y públicos de bicicleta, ya que actualmente la ciudad "tan solo cuenta con 80 plazas de este tipo en estaciones de transporte público".

Además ha señalado que la bici tiene un índice de accidentalidad grave "relativamente bajo", y ha afirmado que durante los últimos 11 años han muerto ocho ciclistas en la ciudad, uno de ellos en lo que va de año, lo que supone un 2,6% del total de las víctimas mortales en accidentes de tráfico.

FOMENTAR EL USO DE LA BICICLETA

Además, el Racc ha realizado una serie de recomendaciones para fomentar el uso de la bici como consolidar la calidad de la red y las vías ciclistas, así como mejorar la señalización y auditar los carriles bici existentes.

También se ha expresado la necesidad de establecer un seguro obligatorio de responsabilidad civil para cubrir a los ciclistas ante eventuales accidentes y promover el conocimiento de la normativa de circulación.