Ni siquiera el viento huracanado ha sido capaz de frenar las (tremendas) ganas de viajar hacia las profundidades de la tecnología. Miles de modernos, amantes de la música avanzada y la innovación, se han congregado este viernes en la Fabra i Coats para vivir en primera persona esta “misa” ecléctica bautizada como MIRA.

En su novena edición, el festival de artes digitales ha apostado fuerte ampliando su programación del 5 al 9 de noviembre y proponiendo actuaciones de referencia internacional convirtiéndolo así en un evento ineludible para los seguidores de la música experimental. Desde Floating Points estrenando nuevo álbum y show junto al estudio barcelonés Hamill Industries; al único concierto de Clark con la artista eslovaca Evelyn Bencicova;Biosphere después de más de 15 años sin actuar en Barcelona.

INSTALACIONES Y UNA CÚPULA CONMOVEDORA

Las instalaciones juegan con los láseres, sonidos, espejos e incienso para despertar sensaciones en el espectador. Sin embargo, si algo llama la atención a los festivaleros por encima del resto de actividades, es el MIRA Dome by adidas Originals, una cúpula inmersiva dedicada a la proyección de piezas de videoarte; y las salas para instalaciones de gran formato.

Asistentes probando los efectos del láser en una de las instalaciones del festival MIRA / P.B.
Asistentes probando los efectos del láser en una de las instalaciones del festival MIRA / P.B.

Una de las creaciones, de Jordi Masso, nos sitúa frente a una realidad cada vez más extendida: la adicción a la tecnología y, en especial, a las redes sociales. En su proyección, intensa, futurista y mareante, los protagonistas –avatares sin rostros– solo interactúan mediante una especie de Tinder llamado Z-Net. El drama para ellos –nosotros– es no encontrar pareja, pero –sobre todo– quedarse sin wifi. Ahí, sí: empieza el apocalipsis. Porque sin móvil, ¿no hay paraíso?

El festival MIRA no solo es un escaparate de las tendencias musicales de la escena avanzada, sino también de la moda más vanguardista. Las botas, los pantalones anchos, las gabardinas largas, las bolsas de tela y los gorritos sobresalen en la mayoría de estilismos sobrios y, en gran parte, de influencia nórdica.

MÁS FESTIVAL ESTE SÁBADO

Este sábado el festival culminará su edición con el estreno en España de Blanck Mass con visuales de Dan Tombs, Vessel con Pedro Maia, la actuación de CURL o el de DJ set de Marcelle con Another Nice Mess. Y, luego, una fiesta de despedida en la sala Razzmatazz, con el directo de Neon Chambers. Frente a una (inminente) distopía tecnológica, no va mal una buena dosis de música avanzada. Un viaje libre de drogas para estimular la mente y conectar las sensaciones con el cuerpo.

Este año es, de hecho, la última vez que se celebrará en el recinto Fabra i Coats de Sant Andreu, que tendrá una nueva distribución urbanística para el 2020, así que propuestas tan estimulantes como las del MIRA no tendrán cabida lamentablemente. Aunque ya ha desvelado que... to be continued.