Sant Joan es una fecha muy esperada para los barceloneses. Este año, tras la celebración atípica de 2020 por la pandemia del coronavirus, Barcelona recibirá con más alegría la verbena y no puede faltar el tradicional postre en la noche más corta del año: la deliciosa coca de Sant Joan.

En la capital catalana, son muchas las pastelerías que ofrecen exquisitas cocas para disfrutar con amigos o familia en la cena del próximo 23 de junio. Pese a que algunas de ellas apuestan por las tradicionales de llardons y crema, otras han decidido innovar y recrear la receta para que todos los clientes encuentren su dulce perfecto. 

BMagazine ha seleccionado las mejores cocas de la capital catalana para poder disfrutar de nuevo de una noche mágica por todo lo alto de la forma más exquisita

LA TRADICIÓN EN HOFMANN

A pesar de tener combinaciones únicas para celebrar la verbena, como la coca de vainilla y frutos rojos o la de pistacho con mermelada de cítricos, Hofmann no olvida las tradicionales. En una de las mejores pastelerías de la ciudad ofrecen la coca de chicharrones y la de crema con las recetas de siempre convirtiéndolas en una "apuesta segura".

La coca de llardons triunfa por su crujiente y fina masa de hojaldre que se elabora con mantequilla, se lamina con chicharrones y se le añaden piñones para darle el toque final. La de crema, que en Hofmann elaboran con naranja confitada, destaca por su crema pastelera infusionada con canela y limón y por la fermentación de la masa.

La coca de crema y la coca de chicharrones de la pastelería Hofmann / HOFMANN
La coca de crema y la coca de chicharrones de la pastelería Hofmann / HOFMANN

LA FRUTA CONFITADA: UN CLÁSICO 

La coca de fruta confitada es la más clásica en la verbena de Sant Joan. En la pastelería Brunells le aportan su toque añadiéndole más mantequilla y huevos para que sea más esponjosa de lo habitual. 

En Turris, una tradicional panadería de la ciudad, ofrecen esta coca en su versión panadera que arrasa gracias a su elaboración en uno de los mejores hornos artesanos de Barcelona. 

La coca de fruta confitada de la panadería Turris / TURRIS
La coca de fruta confitada de la panadería Turris / TURRIS

LAS SEIS RECETAS DE L'ATELIER

L'Atelier, una de las escuelas de pastelería más importantes de la ciudad, ha preparado seis recetas después de ganar el premio a la mejor coca de San Juan de 2020 (presentaron la de crema y piñones).

Este año, para celebrar la recuperación de una festividad tan importante para los barceloneses, han creado seis recetas únicas: la clásica, con frutas confitadas y glaseado; la bomba de chocolate con leche y avellanas, que también lleva gianduja y caramelo salado; la de chicharrones y piñones y las clásicas de nata y trufa que se perfeccionan con un crumble de almendras y de cacao. 

Cocas de l'Atelier Barcelona para Sant Joan / L'ATELIER
Cocas de l'Atelier Barcelona para Sant Joan / L'ATELIER

LA 'BOMBA' DE SANTA GLORIA 

En Santa Gloria se caracterizan por ofrecer la versión más explosiva de la coca de Sant Joan. Inspirada en los fuegos artificiales, las hogueras y las bengalas que caracterizan la jornada, en la panadería y pastelería ofrecen una "bomba" de chocolate perfecta para los más golosos y chocolateros.

La tradición queda atrás para dar paso a una tierna masa de brioche recubierta de delicioso chocolate blanco y rematada con trocitos de caramelo crocanti que "explotan" en la boca como si fuesen petardos.

Coca explosiva de Santa Gloria
Coca explosiva de Santa Gloria / SANTA GLORIA

LA ADAPTACIÓN DEL LEMON-PIE

Escribà, un negocio emblemático y una de las pastelerías más populares de la ciudad, ha lanzado "La Traca" para celebrar Sant Joan de una forma distinta y explosiva. Christian Escribà, que es conocido por revolucionar la pastelería tradicional, ha decidido sobrepasar los límites con una creación inspirada en el lemon-pie con relleno de crema de limón, merengue, limón confitado y peta zeta de lima.

Además, ha hecho una edición especial de la coca de crema catalana y de la de hojaldre y naranja confitada. Además, tiene las tradicionales cocas como la de milhojas con chocolate o la de fruta. 

Coca de 'lemon pie' de Escribà - ESCRIBÀ
Coca de 'lemon pie' de Escribà - ESCRIBÀ

CHOCOLATE BLANCO, LA NOVEDAD DE BUBÓ 

La pastelería Bubó ofrece unas de las cocas más populares de la ciudad. Se caracterizan por su creatividad, su bollería y sobre todo por su selección de bombones. En cada verbena han decidido innovar con el tradicional postre, y este año han apostado por el chocolate blanco para sorprender a los paladares más exquisitos.

Se trata de la coca de azafrán y chocolate blanco, que se funden en un tierno brioche recubierto de piñones. Otras de las combinaciones de este establecimiento son la fusión de litchis y frambuesas, de crema y cerezas o de chocolate y naranja.

Coca de azafrán y chocolate blanco de Bubó / BUBÓ
Coca de azafrán y chocolate blanco de Bubó / BUBÓ

LA ORIGINALIDAD DE DANIEL JORDÀ 

El repostero Daniel Jordà fusiona la tradición con la cultura japonesa para realizar una coca única en la ciudad. Para hacerla, se ha inspirado en el pan de leche japonés Hokkaido. Esta creación tiene cuatro capas esponjosas de distintos sabores: fresa, cacao, té matcha y yuzu. Además, se presenta envuelta a la manera japonesa, Furoshiki.

Como cada año, Jordà ha elaborado una coca solidaria para colaborar con el hospital Sant Joan de Déu a través de una campaña para pagar la asistencia médica de los niños hospitalizados. 

Creación de Daniel Jordà para colaborar con el hospital Sant Joan de Déu / DANIEL JORDÀ
Creación de Daniel Jordà para colaborar con el hospital Sant Joan de Déu / DANIEL JORDÀ 

LA CANTONADA MANTIENE LA TRADICIÓN

La panadería La Cantonada estuvo en boca de todos a principios de este año por vender el mejor roscón de Reyes de Barcelona. Su secreto fue añadir un toque distintivo a la tradición y, con la llegada de Sant Joan, han decidido hacer lo mismo con sus cocas.

Los ingredientes base que utilizan son los de toda la vida: huevos, harina, mantequilla, azúcar y limón. Después añaden los complementos que se adaptan a los gustos de todos aquellos que confían en lo tradicional para celebrar la verbena. Su coca más destacada y distintiva es la coca de Llavaneres, elaborada con pasta de hojas, crema, chocolate, cabello de ángel y mazapán de mantequilla.

Coca de Llavaneres de La Cantonada / LA CANTONADA
Coca de Llavaneres de La Cantonada / LA CANTONADA

LOS 'COCAMANS' DE BOLDÚ

Boldú ha decidido que la tradición no solo se puede romper para cambiar el sabor, sino también la forma. Por ello, han apostado otro año más por sus Cocamans. En la cadena de pastelerías venden una original coca en formato de adorable muñeco risueño que ya lleva unos años triunfando en la ciudad.

Las tienen en tres tamaños y cuatro sabores distintos: de frutas clásica, la Xoco Dark, la Xoco Blanc y la de crema de chocolate y avellanas. También proponen una mezcla de los cuatro sabores, para los más golosos, presentados en una original PartyBox

'Cocamans' de Boldú / BOLDÚ'
Cocamans' de Boldú / BOLDÚ

LA VERSIÓN SALADA

Las cocas son el paraíso de los más golosos, pero para aquellos que prefieren el salado también hay opciones deliciosas en Barcelona. En el Forn Cruixent, una panadería de Poblenou, ofrecen cocas que pueden ser perfectas para cenar. Las más populares son las de verdura y butifarra, y el secreto está en su masa.

En el establecimiento también venden cocas dulces y bollería, además de todo tipo de panes elaborados con levadura natural y fermentación larga. En la panadería Enrich también confían en el salado. Ofrecen deliciosas combinaciones para satisfacer a los más exigentes con cocas de escalivada con anchoas o atún entre otros ingredientes entre los que escoger.

Coca salada con atún de Forns Enrich / FORNS ENRICH
Coca salada con atún de Forns Enrich / FORNS ENRICH

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.