Muchos lo han bautizado como el nuevo sushi, gracias a la popularidad que ha logrado alcanzar en toda Europa, los bao buns se han convertido en una de las tendencias gastronómicas más perseguidas en la ciudad Barcelona. En su sabor, aspecto y sus múltiples sabores se encuentran sus principales atractivos.

Los últimos años han proliferado en la Ciudad Condal diferentes locales especializados en la elaboración de este tipo de gastronomía. A continuación, un recorrido en busca de los mejores lugares en los que disfrutar de su auténtico sabor original. 

KOKU LITCHEN BUNS

En carrer del Comerç 29, en pleno centro de Barcelona, se asienta uno de los lugares más populares para saborear este característico bocadillo de origen taiwanés. Sus camareros sirven los buns y sus diferentes ingredientes por separado en grandes bandejas, con el objetivo de que cada comensal los combine con sus componentes preferidos.

Su precio es uno de sus principales puntos a destacar. Por poco más de 11 euros es posible disfrutar de uno de uno de estos sabrosos platos. Además, sus empleados están especialmente formados para aconsejar a todos sus clientes sobre los mejores combinaciones de acuerdo a sus gustos. 

BAO BAR

El Bao Bar es la última innovación del famoso cocinero Paco Pérez. Su experiencia le ha servido para posicionarse como uno de los restaurantes especializados en Bao más conocidos de toda España. Y todo gracias a las diferentes propuestas con las que cuenta su interminable menú.

El bacon, el huevo, las hamburguesas o las diferentes carnes con las que cuenta su carta son los principales atractivos que han convertido a Paco Pérez en uno de los grandes conocedores de este tipo de gastronomía. El excelente servicio que ofrece en su interior es, además de su comida, el aspecto que más destaca. 

LA MUNDANA

El local de La Mundana se ha convertido en uno de los restaurantes con mayor afluencia del barrio de Sants. Y lo ha conseguido a base de innovar en sus diferentes propuestas.

Sus buns de calamares son uno de los más aclamados de todo Barcelona. Sin embargo, no es el único que llama la atención. Puesto que cuenta con una amplia oferta de buns, todos ellos especialmente diseñados para conquistar a los paladares más exigentes.