Algunos locales de ocio nocturno del Port Olímpic de Barcelona, que también funcionaban como restaurantes o bares, han reabierto sus terrazas a pesar de no tener la concesión vigente.

La licencia de estos establecimientos finalizaba el 30 de abril pero, a causa de la emergencia sanitaria por el Covid-19, se prorrogó hasta este 31 de mayo. De esta forma, los locales desafían a Ada Colau y abren a día de hoy con la licencia caducada.

Estos locales se debían devolver este martes 2 de junio, que era el primer día laborable después de que finalizara el plazo, y según fuentes municipales ya están haciendo "todos los trámites" para recuperarlos.

COMPORTAMIENTOS INCÍVICOS EN LA ZONA

En declaraciones a Betevé, el presidente de la Associació de Veïns de la Vila Olímpica, Jordi Giró, ha dicho que la apertura de estos locales supone una doble infracción: no tienen licencia y cuentan con unas terrazas cerradas en las que no se mantienen las distancias de seguridad, según él.

También ha afirmado que su reapertura ha ido acompañada de un aumento de los comportamientos incívicos en la zona, por lo que ha pedido al Ayuntamiento que actúe inmediatamente "antes de que la situación empeore".

En diciembre de 2019 el Port Olímpic pasó a manos del Ayuntamiento, previa aprobación de la Generalitat, con el objetivo de realizar una transformación urbanística y de actividades, que incluía, entre otros, la supresión de los locales de ocio nocturno.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.