ARCHIVADO EN:

Los Bomberos de Barcelona se han visto desbordados este sábado ante el alud de peticiones que han recibido a causa de las fuertes lluvias que han caído en la capital catalana. Hasta las 16:30 horas, los Bomberos han atendido un total de 340 peticiones relacionadas con la lluvia, según ha informado el Ayuntamiento de Barcelona en un comunicado. A media tarde, el consistorio ha desactivado el Plan Municipal de Emergencia por riesgo de insuficiencia drenante en fase de alerta por las lluvias, tras haberlo activado al mediodía.

La situación ha sido tan caótica que el agua ha generado estragos en múltiples puntos de la ciudad. La lluvia ha penetrado en estaciones de metro y ha inundado acercas y calzadas, así como plantas bajas y comercios. En la red de metro, estaciones como Sagrada Familia, Plaza España o Verdaguer han sufrido filtraciones de agua e inundaciones de diversa magnitud. 

AFECTACIONES A COMERCIOS

También ha habido trombas de agua por algunas de las principales arterias de la capital catalana, como la avenida Diagonal, que han dificultado la circulación y que incluso han arrastrado mesas y sillas de bares sin control. 

Asimismo, numerosos bajos de inmuebles, incluidos muchos pequeños comercios, han quedado llenos de agua, lo que ha obligado a vecinos y comerciantes a achicar agua y llamar a los servicios de emergencia.

RETENCIONES

También en vías de tráfico importantes, como la AP-7, se han registrado incidentes y retenciones de hasta 20 kilómetros.

El servicio de meteorología Meteocat ha informado de que, en la ciudad de Barcelona, se han recogido cerca de 43 litros por metro cuadrado en treinta minutos, chubascos que han ido acompañados por fuertes rachas de viento, como las registradas en la zona universitaria, que han alcanzado los 55 kilómetros por hora.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.