ARCHIVADO EN:

El mes de abril se ha presentado como un mes muy lluvioso para Barcelona. Lejos de predominar los cielos despejados, como en años anteriores, las precipitaciones están siendo las protagonistas, especialmente desde el episodio de lluvia permanente que se instaló en la ciudad el pasado sábado.

La previsión apunta a que el fin de las borrascas se producirá el miércoles, pero la finalización tan solo durará unos días, ya que este escenario volverá a la capital catalana durante la próxima semana.

INICIO DE MAYO LLUVIOSO

Todo apunta a que mayo comenzará de la misma manera en la que estamos presenciando esta segunda mitad de abril: con protagonismo de las precipitaciones.

Pese a que las nubes y claros predominarán el cielo barcelonés entre este jueves y el próximo martes, se espera un cambio de tendencia a partir de miércoles de la semana que viene. 

El sol dejará paso a unas lluvias y tormentas que se iniciarán el 29 de abril y se mantendrán ininterrumpidamente hasta el 2 de mayo, cuando se iniciará de nuevo un periodo de estabilidad meteorológica.

PRECIPITACIÓN ACUMULADA

Las constantes borrascas que han llegado a Barcelona durante este abril extraordinariamente lluvioso, han provocado que en determinadas zonas de la capital catalana ya se hayan acumulado valores superiores a los 100 litros por metro cuadrado.

Esta situación ha provocado un aumento de los caudales en los ríos Llobregat y Besòs causando, en este último, desbordamientos han amenazado este lunes con la inundación del Parque Fluvial.

Para evitar que las precipitaciones constantes hasta este miércoles provoquen el colapso en la capacidad de ambos ríos, se llevarán a cabo trabajos de desembalsado a lo largo de los próximos días.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.