El Ayuntamiento de Barcelona limitará el tráfico en los alrededores del recinto del Park Güell a partir del próximo lunes. Las calles Olot, Mercedes, Marianao y Larrand, hasta la Rambla Mercedes, serán accesibles solamente para los vecinos de la zona, el bus del barrio, los servicios y para las emergencias.

En este sentido, a partir del 7 de septiembre ya no podrán acceder ni los taxis ni los buses turísticos hasta la entrada principal del recinto. Para lograrlo, el consistorio instalará dos pilonas automáticas que servirán para delimitar el espacio desde las 11:00 horas hasta las 20:00 horas cada día con un sistema de comunicación permanente con el centro de control.

LIMITAR LA MASIFICACIÓN TURÍSTICA

Los días 5 y 6 de setiembre se cambiará el sentido de la circulación en Marianao, Larrard y Olot y la parada de taxis se trasladará dos calles por debajo de la actual. A las 9:00 horas del sábado 7 de setiembre entrará en vigor la nueva normativa, que forma parte de las medidas para pacificar los alrededores del parque.

La entrada y la salida de las escuelas, además de la carga y descarga se mantendrán. El plan ejecutivo del Park Güell 2018-2022 prevé 179 actuaciones y 24,9 millones de inversión en cinco años para reducir la masificación turista en los puntos turísticos de Barcelona.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.