La Casa Tosquella, una joya modernista abandonada de El Putxet, en la actualidad / INMA SANTOS
La Casa Tosquella, una joya modernista abandonada de El Putxet, en la actualidad / INMA SANTOS

La joya modernista abandonada de El Putxet

La Casa Tosquella llegó a estar a la venta en Wallapop por 1,4 millones de euros

Periodista

En la esquina de la Ronda del General Mitre con la calle Ballester, en el barrio de El Putxet i Farró, en Sarrià-Sant Gervasi, se dibuja la silueta solitaria de una vieja propiedad. Nadie lo diría, por su estado de abandono, pero es Monumento Histórico desde 1974 y Bien Cultural de Interés Nacional de Cataluña. Una joya oculta tras la verja de metal forjado que protege todo el perímetro del jardín y las ventanas que dan a la calle: la Casa Tosquella.

Como un ladrón de guante blanco, el objetivo de la cámara se cuela entre los barrotes y los huecos que deja la vegetación asilvestrada en puerta de entrada al jardín para robar algunas imágenes. ¡Ahí está!... una torre residencial a tres vientos, de plana baja y semisótano. Una auténtica belleza de otro tiempo rendida al abandono.

ARQUITECTURA MODERNISTA

La casa es el resultado de una reforma realizada por el arquitecto Eduard M. Balcells en 1907, en una casa de veraneo construida en 1889 por el maestro de obras Juan Caballé. Antonio Tosquella, encargó la reforma –una de las primeras obras de este arquitecto modernista–, tras volver de América al final de la colonización española, según las fuentes documentales consultadas.

En la edificación se combinan los elementos curvilíneos y las líneas rotas, característicos de la estética modernista, con otros arabizantes como los arcos de herradura. Los años de abandono han hecho mella, pero aún se puede apreciar una rica decoración en las barandillas, ventanas y forja en general, así como lo que queda de las vidrieras.

CASA OKUPADA Y PUESTA A LA VENTA EN WALLAPOP

Su última inquilina fue Maria Dolors Castells, descendiente de Tosquella, que consiguió salvarla de la piqueta. Quien la sigue la consigue, y ella logró que la Diputació de Barcelona considerara la casa un bien a proteger. Aunque, así, desde afuera, es difícil entender qué tipo de protección tiene exactamente, más allá del sistema de alarma del que advierten los carteles. La casa fue abandonada en el año 2012 y, posteriormente, okupada. Y, aunque sus asaltantes se marcharon hace ya algunos años, el deterioro y el abandono no han cesado.

Dato curioso: la casa fue tasada en 1,7 millones de euros y puesta a la venta en Wallapop por 1,4 millones de euros. Según informaciones publicadas en algunos medios, el Ayuntamiento llegó a plantearse la adquisición para convertirla en equipamiento cultural. ¿Qué será de la Casa Tosquella?

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.