Jordi Vilà, chef del restaurante barcelonés Alkimia, ha sido distinguido con el Premio Nacional de Gastronomía 2021, el más importante de los que ha concedido este martes la Academia Catalana de Gastronomía y Nutrición.

En un acto en el Palau de Pedralbes, encabezado por el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, la Academia ha distinguido asimismo a Rafel Muria, chef del restaurante Quatre Molins, de Cornudella en el Priorat, con el premio Revelación; a Javier Oliveira, del restaurante Vía Veneto de Barcelona, con el premio Jefe de sala; y a Assocome, la asociación de empresas mayoristas de Mercabarna, con el premio Especial de la Academia.

INICIOS DE JORDI VILÀ

Nacido en 1973 en el seno de una familia muy vinculada a la cultura culinaria, Jordi Vilà empezó con 15 años a trabajar en la pastelería Baixas, después de que manifestara a sus padres el interés por el mundo de la cocina.

Su padre le buscó aquel trabajo de verano con la esperanza de que se echara atrás una vez conocida la dureza del sector. Pero no fue así. Decidió formarse en la escuela de Hostelería Joviat de Manresa, pasó por muchas cocinas, entre ellas las de Casa Irene, donde conoció a su mujer Sònia Profitós --quien le ha acompañado en sus éxitos al frente del Alkimia--, a Neichel, Joan Piqué y Jean Luc Figueras.

En 1998, abrió el Abrevadero en el Paralelo barcelonés con Sònia Profitós, que se hizo cargo de la sala. Cuatro años más tarde la pareja inauguró el Alkimia, que tuvo un éxito inmediato. Atesora una estrella Michelin desde 2004 y también fueron distinguidos en la categoría de pastelería de la guía "Lo mejor de la gastronomía" en 2006.

Jordi Vila (i) en su restaurante Alkimia en una imagen de archivo
Jordi Vilà (i) en su restaurante Alkimia en una imagen de archivo

TRAYECTORIA

Después de 13 años de continuada actividad en la calle Industria de Barcelona, Alkimia bajó la persiana y reabrió en junio de 2016 en la planta principal del edificio de la fábrica Moritz, cervecera con la cual Vilà colabora desde 2011 como director gastronómico del grupo.

El nuevo restaurante cuenta con una cocina vista desde la cual el chef ofrece dos propuestas: Alkimia, la más gastronómica y en la que Vilà expone su visión de hacia donde se tiene que dirigir la cocina catalana, y Al Kostat, el trazo más personal y próximo del chef Vilà con una cocina de producto excelente para el día a día y que convierte el acto de alimentarse en un festival de la cotidianidad.

RECONOCIMIENTOS A VILÀ

Vilà ha recibido el Nacional de Gastronomía tres meses después de obtener la máxima distinción de la Guía Repsol, los tres soles, un reconocimiento a su trayectoria, que sigue profundizando en el recetario y la despensa de la cocina catalana. Lo hace con una permanente renovación de platos, como los guisantes con sepia a la bruta, el suquet barat de verat con judía del ganxet, calçot y espinacas o las alcachofas con conejo al estilo de Almatret.

Durante el confinamiento, Vilà fue uno de los chefs que compartió con Metrópoli una de sus recetas de aprovechamiento

PREMIOS

Los ganadores de estos premios nacionales son el resultado de un proceso de votación secreto que los académicos realizan a lo largo del año.

La Academia selecciona los cocineros, profesionales, instituciones o colectivos por la excelencia en su tarea y por la aportación a la cocina y a la gastronomía catalana.

Para reforzar este reconocimiento, el próximo martes, 27 de julio, se estrenará en TV3 el documental "La Sopa d'all, i el món que ve", que reflexiona sobre el momento crítico y el punto de inflexión que viven el sector de la gastronomía y la industria agroalimentaria catalana. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.