Jordi Cruz, uno de los cocineros más prestigiosos del país, confía de pleno en el público barcelonés para recuperar el sector de la restauración en la capital catalana. "Hace falta creerse que Barcelona puede volver a competir con las mejores ciudades del mundo", ha asegurado el chef a Metrópoli

El cocinero, que ha asistido a un evento organizado por Mahou San Miguel para patrocinar su campaña Ciudades magníficasse ha sumado al proyecto porque mantiene que "son necesarias iniciativas que hagan creer de nuevo en la ciudad". Esta estrategia privada, que ya se implementó en otras ciudades españolas en su edición anterior, pretende reforzar el "tejido empresarial de las ciudades", a través de una oferta asociada a las cervezas de la gama Magna. 

REACTIVAR LA CIUDAD

"En los últimos diez años han pasado muchas cosas en Barcelona que han ido limitando su solidez", ha explicado el cocinero. Para Cruz, Barcelona es una gran ciudad y ha de recuperar el "buen posicionamiento" que tenía hace diez años.

"La capital catalana tiene materia prima para ser muy competente, pero hay que creérselo", ha remarcado. El chef cree que la recuperación post-pandemia debe marcar un punto y a parte para "empezar de cero" y "poner todos los esfuerzos en el año 2022".

CUIDAR BARCELONA

Cruz hace referencia al hierro gastronómico, el talento y ganas "de volver" por parte del público barcelonés como los pilares para "construir una gran ciudad de la que todos los catalanes estén orgullosos". 

Con todas estas bases para la evolución de la ciudad, el cocinero cree que la ciudad "necesita mimo". El mediático jurado confía en que "se abrirá una oportunidad de hacer muchas cosas" y espera que la capital catalana se extienda a Europa y gane terreno "con criterio y cariño". Pese a que el cocinero ha admitido que la capital catalana "no se posicionará como la mejor ciudad", "sí que puede ser de las primeras". Por ello, apuesta por "ir a por todas" y "buscar el máximo de buenas vibraciones". 

Asistentes a la presentación del proyecto de San Miguel / METRÓPOLI
Asistentes a la presentación del proyecto de San Miguel / METRÓPOLI

OTROS COCINEROS 

Junto a Jordi Cruz, también han participado en el proyecto los chefs Sergio y Javier Torres. Los hermanos han coincidido en que es necesario "cuidar" Barcelona. "Es un lugar fuerte con muchos valores y una gastronomía insuperable", han asegurado. 

Mientras que el pasado marzo Barcelona parecía agonizar como capital gastronómica, los grandes maestros de los fogones vuelven a creer en que, una vez han caído las restricciones en Cataluña, la ciudad condal volverán a escalar hasta alcanzar el liderazgo gastronómico. "Es el mejor momento para tirar adelante y salir a consumir", ha concluído Javier Torres. 

Cruz también ha asegurado a este medio que no considera que Barcelona quede por detrás de otras ciudades españolas en cuanto a la "cultura de salir". Por el contrario, celebra que cada vez haya más ganas de "regresar a la normalidad" y que se valore la gastronomía "tanto como se ha hecho siempre". 

PODER DE LA TAPA

Para el cocinero manresano, potenciar el "tapeo" en la ciudad es fundamental. "Somos creativos, somos vanguardistas y somos taperos", ha dicho el chef. En este sentido, asegura que la colaboración con Mahou San Miguel es un gran impulso para esta opción gastronómica tan popular en la cultura barcelonesa. 

El cocinero insiste en que la cerveza puede entrar en los restaurantes de alta gama, y señala que así sucede en Ten's, uno de los establecimientos que tiene el jurado de Masterchef en Barcelona. "En Ten's dignificamos las tapas y la colaboración con San Miguel es clave", dice. 

Tapas de Ten's, el restaurante de 'tapeo' de Jordi Cruz / RRSS
Tapas de Ten's, el restaurante de 'tapeo' de Jordi Cruz / RRSS

INICIATIVA DE SAN MIGUEL 

Ciudades Magníficas, la iniciativa del mayor productor de cerveza en España, pretende apoyar a los hosteleros y crear sinergias entre bares y comercios a través del lanzamiento de una oferta –aplicable en 50 bares "magníficos" y treinta comercios"– al consumir una bebida de la gama Magna en algún establecimiento.

Con la compra de su producto, los clientes obtendrán una tapa para disfrutar de una "experiencia completa" y, además, optarán a ganar un vale de 50 euros para gastar en los comercios locales de los aledaños del bar o restaurante. De esta manera, según Gabriel Jené, presidente de Barcelona Oberta, y Pere Chías, presidente del Gremi de Restauració, la hostelería y el comercio demuestran que son "sectores complementarios" que "se necesitan mutuamente para reactivar la economía tras la crisis por la pandemia". 

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, también ha acudido a la presentación del proyecto pese a ser gestionado en su totalidad desde el ámbito privado. Collboni ha mostrado el "apoyo" del Ayuntamiento y ha asegurado que "la ciudad está recuperando el pulso".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.