"Verde que te quiero verde" Tan verde como el trocito de naturaleza que atesora la confluencia de las calles de Berlín y del Marqués de Sentmenat. Un enorme corazón verde entre cemento y asfalto, un pequeño pulmón de unos 250 metros cuadrados que contribuye a crear un ambiente algo más respirable en Les Corts: el jardín Tarradellas. Se trata de un icono de los jardines verticales en España, pues fue uno de los primeros de estas características y tamaño en el país (el primero en Barcelona).

Una estructura metálica hace de esqueleto de soporte del jardín, con varios balcones que sustentan las plantas. Un muro de piedra de cuatro metros de altura, que se extiende hacia el pavimento del chaflán sirve de base a este monumental jardín. Está formado por una base verde, sobre la que brotan varias plantas, unas con flores y otras sin, que varían de color según la estación del año.

ESPECIES ANIMALES

El resultado es una pared viva que cambia de aspecto continuamente y favorece la colonización de varias especies animales, entre las que destacan al menos siete tipos de aves, además de murciélagos y lagartijas, entre otros

Su origen está en el derribo de una antigua edificación en este punto del barrio, que dejó al descubierto una pared medianera estéticamente impactante... Por lo fea, claro. Una herida urbanística de considerable tamaño y difícil solución. El Institut del Paisatge Urbà del Ajuntament de Barcelona, promotor de acciones de “sutura urbana”, encargó en 2010 a Capella García Arquitectura un proyecto de remodelación de esta medianera. Y el resultado fue tan impactante y original como sostenible y saludable… "Verde viento, verdes ramas"...

--

Descubre más curiosidades y rincones de Barcelona en la cuenta de Instagram @inmasantosherrera [link directo]

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.